Olimpia se queda con el clásico

DEPORTES

Un imbatible franjeado se adueña del clásico y deja muy relegado al Ciclón

Olimpia derrotó este sábado 1-0 a Cerro Porteño con una hermosa anotación de Néstor Camacho y dejó maltrecho a su eterno rival, que quedó a 10 puntos de la Franja, el imbatible líder del Apertura. Alfredo Aguilar tapó un penal a Diego Churín cuando el marcador estaba aún en blanco.

Olimpia se quedó con el superclásico del fútbol paraguayo al vencer este sábado por la mínima diferencia a Cerro Porteño por la fecha 6 del campeonato Apertura. El Decano mostró una postura cautelar en todo el complemento, pero aguantó el resultado, sigue invicto y estiró a 10 puntos su ventaja sobre su rival de toda la vida.

Cuando el marcador estaba en blanco en el Defensores del Chaco, el portero Alfredo Aguilar tapó un penal al goleador azulgrana Diego Churín. Cerro hizo el manotazo de ahogado, en los últimos minutos mandó a Ignacio Pallas como delantero, pero no pudo rescatar siquiera el empate.

EL PARTIDO. El enfrentamiento entre los dos rectores del fútbol paraguayo comenzó a todo vapor en Sajonia. Los equipos no gastaron tiempo para estudiarse y el duelo fue apasionante, de ida y vuelta desde principio y con la posibilidad más concreta para el Ciclón.

Cerca de cerrarse el primer cuarto, el árbitro pitó penal por mano de Juan Patiño, pero Alfredo Aguilar intuyó el remate de Churín y mantuvo a salvo su portería (14 m).  A esta altura Zubeldía ya había prescindido del juvenil Alan Rodríguez, que solo duró un minuto en cancha, en un cambio por Cristian Insaurralde, participante activo junto con Rodrigo Rojas de la jugada del penal.

Cerro dejó pasar un momento propicio para herir al rival y sufrió en su cuerpo el azote de Olimpia protagonizada por Néstor Camacho, que con un disparo lejano y bien esquinado logró superar la estirada de Antony Silva (20 m). El Decano aprovechó el golpe moral que causó la equivocación y desniveló el marcador cuando ya lo hacía también en cancha con trepadas de Mauricio Cuero.

El equipo de Daniel Garnero trabajó la ventaja con una postura cautelar, espero atrás y salió de contragolpe. Por esa vía, guiada por Camacho y no tanto por William Mendieta, como se esperaba, volvió a sembrar quebranto con un disparo fuerte de Brian Montenegro, en cancha desde el minuto 30 en sustitución de Amaguin González.

Por su parte, Cerro se repitió en su quehacer, tuvo mucha participación Rodrigo Rojas ya que el reemplazante de Alfio Oviedo, Palau, tuvo poco desdoble en zona ofensiva. Aunque el desempeño del capitán fue insuficiente para inquietar a la corrosiva estructura defensiva, que sufrió cuando perdió la marca en un juego aéreo e Insaurralde casi lo empató antes del descanso.

En el reinicio del encuentro, el Ciclón adelantó sus líneas y exigió en dos oportunidades de vuelta con Cristian Insaurralde, primero con un tiro libre y después con un cabezazo. Fue todo lo que hizo el delantero argentino en un álgido superclásico ya que debió salir por una exigencia de cupos para permitir la entrada del uruguayo Hernán Novick.

Cerca de la hora del compromiso, William Mendieta cayó lesionado y fue reemplazado por Julián Benítez. La postura de Olimpia no varió, priorizó la obstrucción y la marca para cuidar el resultado.Garnero incorporó incluso elementos especializados en la faena a su trinchera defensiva con Darío Verón en reemplazo de Cuero con lo que Sergio Otálvaro subió como extremo derecho (73 m).

En tanto, el Ciclón siguió machacando hacia adelante, pero con escasa claridad. Novick se vistió de conductor del elenco azulgrana y fue bien acompañado por Alfio Oviedo, que entró bien al superclásico y fue protagonistas de las acciones más inquietantes, pero en ninguna pudo doblar las manos de Alfredo Aguilar.

Cerro se fue con todos sus hombres, hasta con Ignacio Pallas como delantero, para buscar por  arriba el empate ante el Olimpia, que finalmente no llegó. El Decano logró su propósito, aguantó el resultado, sonríe al frente de la tabla de posiciones en donde dejó muy relegado a su rival de toda la vida.

Comente con Facebook

Deja un comentario