Menonitas exigen respuestas

NACIONALES

Durante una movilización por la paz y la libertad de los secuestrados en el norte realizada hoy, representantes de colonias menonitas exigieron respuestas concretas al Estado, en materia de seguridad y que los colonos puedan trabajar en paz sin chantajes.

/ Gabriela González Escalada, ABC ColorAMPLIAR

La actividad denominada “Caminamos por la paz y la justicia”, congregó a representantes de la sociedad civil y ciudadanos que marcharon desde la plaza Uruguaya hasta la Catedral para un acto litúrgico. La protesta pacífica fue en solidaridad con la familia Fehr y de los cuatro secuestrados que aún permanecen en poder del grupo criminal EPP.

“Esto nace de una indignación general y dijimos que no podemos estar ausentes, los asuncenos no podemos vivir ajenos a lo ocurre en el país y es el momento en que como ciudadanos exigimos que la las autoridades cumplan con su rol constitucional de paz y justicia”, expresó Gustavo Cortázar, uno de los organizadores de la movilización.

Durante el acto en la Catedral, la doctora Leni Wiebe, representante de la Comunidad Menonita en el Paraguay, leyó un conmovedor pronunciamiento sobre la angustia que rodea a la comunidad, más aún con el cruel desenlace del secuestro de Abrahán Fehr. La doctora tuvo la oportunidad de compartir con dos familias menonitas devastadas por el crimen organizado en el norte de la Región Oriental.

“Ellos saben que el miedo no les puede paralizar, no les pueden obligar a resignarse, no quieren explotar a nadie, ni ser vistos como malas personas, quieren trabajar la tierra fértil y aportar su grano de arena por el bien de todos, no buscan la venganza ni sienten odio”, expresó la profesional.

Wiebe recordó que muchos de los colonos nacieron en nuestro territorio y como paraguayos no ven motivo alguno para abandonar su tierra, pero quieren vivir en paz y con las garantías suficientes para poder trabajar, “las autoridades tienen que asumir el compromiso de acompañar y proteger, por que hay cuatro hijos cuyas miradas silenciosas exigen respuestas a sus preguntas”.

¿Qué hizo papá para merecer una muerte así? ¿Cómo le trataron en cautiverio? ¿Por qué tardaron tanto en devolvernos a nuestro papá? ¿Cómo va seguir nuestra vida ahora? ¿Será que podemos vivir en paz a partir de ahora? ¿Por qué se protege más a ciertas personas y nosotros estamos expuestos a los chantajes? ¿Cuanto valemos para el gobierno? Estas son algunas de las preguntas que hasta hoy no han sido respondidas, lamentó Wiebe.

La médica sostuvo que los menonitas necesitan volver a creer y tanto la solidaridad como la oración son los pilares que sostienen el espíritu de esta comunidad, quieren ser testimonios de Dios, “pero nos necesitan a vos y a mí y yo me comprometo a darles una mano ¿y tu?.

Acto seguido, el aplauso se extendió por toda la Catedral, como así también el clamor de paz y libertad de los secuestrados.

Comente con Facebook

Deja un comentario