Encerraban a doña Sara Servian

NACIONALES NOTICIAS

Un sobrino de Sara Servián, conocida por su solidaridad con los niños pobres, denunció que su tía permanecía encerrada y era maltratada sicológica y físicamente por otra sobrina suya, identificada como María Graciela Servián.

La denuncia fue realizada en la Comisaría 10ª Central de la ciudad de Mariano Roque Alonso, donde está ubicada la casa en la que reside doña Sara en la actualidad, por parte de César Manuel Servián, sobrino de doña Sara Servián Estigarribia.

El hombre denunció a la policía que su tía, de ya avanzada edad (80 años), se encontraba ya con varias enfermedades y en silla de ruedas, situación que habría sido aprovechada por su sobrina María Gabriela Servián y el marido de esta para apropiarse del famoso comedor solidario Mitã Raity y manejarlo a su antojo. Además, encerraron a doña Sara en una habitación y comenzaron a recibir donaciones a su nombre.

MANEJARON EL COMEDOR

El denunciante refiere que desde que cometieron este acto con la mujer de la tercera edad el manejo se volvió “turbio y con manto de sospecha” sobre el modo de administración del comedor.

Pero, como si eso ya no fuera lo suficientemente grave, posteriormente los familiares cercanos a la mujer se enteraron de que estaba sufriendo maltratos sicológicos y físicos, siendo encerrada en una habitación, indefensa y en una silla de ruedas.

Al enterarse de la historia completa y lo que estaba padeciendo su tía, César Servián, hermano de la acusada de maltrato, María Gabriela Servián, acudió a la Comisaría 10ª Central a realizar la denuncia.

PIDIÓ AUXILIO

Incluso, según consta en uno de los documentos que trascendieron, la propia doña Sara, tras pedir auxilio a su sobrino, compareció ante el juez Carlos Bogado Cuellar, del Juzgado de Paz de Mariano Roque Alonso, para manifestar la veracidad del hecho de violencia familiar y solicitó al juez que imponga la medida que corresponda para protegerla.

Familiares solicitan inmediato resguardo para la mujer, quien dedicó años de su vida a la tarea solidaria de alimentación de niños carenciados.

Fuentes indican que doña Sara padece un deterioro a nivel neurológico, enfermedad que la tiene en cama.

El denunciante, quien es acompañado en su petición por otros amigos y conocidos de doña Sara, pide también la intervención del Comedor Mitã Raity “y que no haya impunidad a ningún hecho delictivo, mucho menos cuando traiciona la confianza de cientos y miles de personas que confiamos ciegamente en Doña Sara pero no así en su funesta sobrina”, refiere el comunicado que difundieron.

Enfatizaron que “no permitirán” que se atropelle la dignidad de una mujer que consideran “una madre”.

La denuncia que consta en la Comisaría 10ª agrega además que en compañía de doña Sara reside otra hermana de César Servián, llamada Gloria Elizabeth Servián, quien es una persona con discapacidad. Esta mujer también estaría siendo maltratada por María Gabriela Servián, según refiere el informe policial.

FUE CITADA POR UN JUEZ

La mujer denunciada fue citada a comparecer ante el juez Carlos Bogado Cuellar, el lunes 12 de marzo, así como también se solicitó a la otra parte acercar las pruebas del hecho denunciado.

Sara Servián realiza la tarea de alimentar desde hace décadas a los niños de la zona de Trinidad y Tablada en un comedor solidario donde recibe a cientos de ellos. Ella comenzó la tarea y siguió trabajando de manera voluntaria en el mismo hasta que enfermó.

Comente con Facebook

Deja un comentario