Efraín Alegre y el cambio que se avecina en Paraguay

COMENTARIOS

El próximo mes de abril los paraguayos elegirán nuevo presidente. La balanza de las preferencias, poco a poco se ha ido inclinando hacia Efraín Alegre, líder de la Alianza GANAR. En esta confluyen el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y el Frente Guasú (FG). Al mismo tiempo su principal contendor Mario Abdo, oficialista del Partido Colorado, pierde terreno progresivamente.

El Partido Colorado, que comenzó la campaña presidencia como gran favorito para mantenerse en la presidencia, ha ido cediendo su favoritismo. Arrastra un largo historial de escándalos por corrupción. Así mismo, ha reivindicado la dictadura de Strossner, lo cual terminó teniendo un fuerte impacto dentro de los electores.

Todo esto ha hecho que Efraín Alegre haya comenzado a perfilarse como favorito para ganar las elecciones. Su alianza con el periodista Leo Rubín, su fórmula vicepresidencial, ha sido más que afortunada. Rubín goza de gran aceptación entre el electorado, especialmente en el segmento más joven de Paraguay.

Efraín Alegre y las cifras que lo favorecen

Según las cifras oficiales, 4.260.816 paraguayos están habilitados para votar en las próximas elecciones presidenciales. El 54% de estos potenciales electores son personas de entre 18 y 39 años. Y de ese 54%, el 20,73% tiene menos de 24 años. Estos datos son decisivos porque los jóvenes, especialmente los menores de 25 años, han mostrado un fuerte rechazo hacia el oficialismo.

Buena parte de ese segmento se muestra indeciso frente a las próximas elecciones. Sin embargo, es un hecho que si se deciden a votar, lo harán por la Alianza GANAR. Los datos no son muy precisos, ya que las encuestas presidenciales no gozan de alta credibilidad en Paraguay. Desde los sectores oficialistas se habla de un empate técnico entre los candidatos.

Sin embargo, en la primera encuesta a nivel nacional, publicada a comienzos de febrero, Efraín Alegre encabeza las preferencias. El estudio fue hecho por la firma DATOS, Analista de Mercados y Opinión Publica. Según los resultados, por Alegre votarán el 35,4% de los encuestados, mientras que por Abdo lo hará un 25,8%. La encuesta tiene un margen de error del 2,2%. Según esos datos, Alegre supera a su contendor por casi 10 puntos, lo cual resulta estadísticamente muy relevante.

Alegre representa el cambio en Paraguay

Efraín Alegre es un abogado de 55 años, admirador de Pepe Mujica y parcialmente heredero del depuesto presidente Fernando Lugo. Desde 1983 comenzó a militar en el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA). Fue diputado y senador en varias oportunidades y su postura política ha sido catalogada como de “centro”, aunque no ha sido totalmente consistente con ese lugar en el espectro.

En 2008 fue llamado por el entonces presidente Fernando Lugo para que ocupara el cargo de Ministro de Obras Públicas. Entre ambos existía una amistad personal. Para Lugo era también la oportunidad de acercamiento con el ala más social del Partido Liberal. Esta alianza duró poco.

En 2011 el propio Lugo lo retiró del Ministerio y lo señaló de corrupto. Hasta el día de hoy los “luguistas” lo acusan de haber cometido indelicadezas en la cartera que le fue encomendada. Efraín Alegre, a su vez, fue uno de los principales impulsores del juicio político que sacó a Fernando Lugo del poder. Alegre fue candidato presidencial en 2013 y obtuvo una significativa votación. Sin embargo, su pasado aún sigue pesando.

Leonardo Rubín, el factor clave

La gran diferencia que hay ahora es la feliz alianza entre Efraín Alegre y el periodista Leonardo Rubín. Este último representa al Frente Guasú, del que también forma parte Fernando Lugo. Es una figura muy querida en Paraguay y podría ser el factor clave del triunfo. Lograría lo imposible: pasar la página de cara a quienes todavía resienten la destitución de Lugo.

Rubín no tiene nada del tradicional político. Vive en las afueras de Asunción en una casa sencilla en donde hay una huerta orgánica y un sistema para reciclar el agua. Sus hijos menores van a la escuela pública. Practica yoga y se declara “sin religión”. Goza de gran credibilidad y es probablemente el encargado de expandir el discurso de Alegre hasta que alcance a los sectores de izquierda.

Por lo pronto, la Alianza GANAR ha planteado un programa de ocho puntos en donde se plantean grandes reformas para Paraguay. La primera de ellas, una profunda reestructuración del sistema judicial, que cobija todos los niveles. Así mismo se proponen convertir la educación, la salud y el acceso a la cultura en derechos universales.

También apuntan a hacer una gran reforma tributaria y una reforma agraria basada en el modelo de producción agroecológica. La propuesta incluye una apuesta por el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, la no privatización de las empresas públicas y algo crucial: soberanía en materia de recursos energéticos. Sin duda, es un ambicioso proyecto que esta vez cuenta con el respaldo de todos los sectores progresistas de Paraguay.

Fuente: http://laopinion-digital.com/opinion/efrain-alegre-cambio-se-avecina-paraguay/03-03-2018

Comente con Facebook

Deja un comentario