Cartes lo volvió a hacer

NACIONALES

La caligrafía, la ortografía y el presidente Horacio Cartes tienen un problema. Volvió a quedar de manifiesto en la hoja de cartulina de un “árbol de los sueños” en la inauguración del año lectivo en la escuela del barrio San Francisco.

“Que atravéz del conocimiento muchos chicos/as sean importantes personas de la sociedad paraguaya” (sic). Esto escribió Cartes en la hojita de cartulina con la que contribuyó al árbol.

La intención es buena; la corrección política y el lenguaje inclusivo (chicos/as) tal vez parezcan forzados, pero lo que en realidad llamó la atención fue su letra y la ortografía errada de la locución “a través”, que él eligió escribir como si fuera una sola palabra y con z final.

La imagen se hizo viral en minutos y las críticas y burlas comenzaron a llover.

CON TODO MI CARIÑO…

“Con todo Cariño y más alta Estima” (sic). Así, con una letra entre infantil y trémula selló Horacio Cartes una carta al papa Francisco enviada el 2 de abril del año pasado.

Contenido aparte, la caligrafía presidencial sorprendió. El hombre más poderoso del país escribe mal y tiene fea letra. Enseguida, alguien creó la tipografía “Con todo mi cariño”.

Consultado por ABC Color, en esa ocasión, Rubén Ávalos Gómez, grafólogo forense, analizó sus trazos e hizo “una rápida descripción neuropsicológica”. Entre otras cosas, lo que vio le provocó este comentario: “Se observa dificultad para la espontaneidad. Sin dudas, la ambición se encuentra muy presente entre los rasgos psicológicos del escribiente. Otros rasgos encontrados son: egocentrismo, vanidad y orgullo. También se encuentra una marcada tendencia materialista”.

El episodio provocó la creación de una tipografía con el nombre “Con todo mi cariño” y hasta se hicieron tazas y remeras con este mensaje.

DESAFIANTE COMIENZO DE CLASES

El año lectivo 2018 comenzó oficialmente en todo el país. Lo hace con el 65% de las escuelas en estado malo o regular, 20 instituciones inundadas y 720 sin útiles desde el día 1. Las obras continúan en algunas mientras que, en otras, solo hay esperanzas de que los techos no caigan.

Fuente: ABC

Comente con Facebook

Deja un comentario