LEO RUBÍN

COMENTARIOS

Por Adolfo Ferreiro – Senador

Con la velocidad e inmediatez que permite la globalización electrónica, se difundió el audio en el que una mujer chaqueña de pobre condición, reclama al candidato Leo Rubín por la paternidad de su hija, presuntamente concebida en un evento con rasgos de depravación. Las circunstancias permiten -más allá del conocimiento justiciero de los hechos- suponer que su divulgación estaría motivada en la competencia electoral en curso.

La negación de la versión, por Leo Rubín, tiene sustento de credibilidad en su disposición a someterse voluntariamente a la prueba de paternidad del ADN, que no podría sino ser ordenada judicialmente en una demanda de filiación. Eso obliga a tratar la cuestión con prudencia y respeto, lejos de las sentencias y condenas precipitadas por el prejuicio, el escándalo comercial mediático y los intereses destructivos del canibalismo propio de la baja calidad de la política actual.

No tengo particular interés en que la conclusión a que se arribe sea en uno u otro sentido. Lo que sí espero y demando es que los afectados reciban el trato a sus personas y del problema como la ética periodística, social y política exigen a vecinos de bien. Con toda sinceridad, les deseo a Leo, a su familia, amigos y allegados, la consideración que hoy día se muestra tan escasa y esquiva para muchos, agobiados por el escarnio público mal intencionado, irresponsable y destructivo de la cultura civil.

Comente con Facebook

Deja un comentario