Comisaría 12 va quedando casi sin patrullera

LOCALES

Los efectivos policiales de la jefatura 12 se va quedando literalmente a pie, ya que dos de sus camionetas están visiblemente averiadas desde hace varios meses.

Esta no es una comisaría, es un cementerio de hierros viejos”, dice a Frente a Frente, un vecino del barrio Santa Librada, de Campo 9, donde los pobladores se muestran impotentes ante la ola de inseguridad que azota en los barrios.

Entre los vehículos abandonados en la sede policial, se encuentran dos patrulleras de marca Isuzu, que quedaron sin poder ser utilizadas desde varios meses atrás.

Esta situación despertó la indignación de los vecinos que se ven desprotegidos ante la inseguridad reinante, ya que sostienen que los uniformados solo cuentan con una sola patrullera, cuya velocidad no supera la de un tortuga herida. La Comisaría de J Eulogio Estigarribia, actualmente posee una motocicleta para realizar los patrullajes en la zona periférica.

“Ya pensamos incluso hacer una contribución para ayudar a levantar las patrulleras que están descompuestas. Nos ofrecemos para hacer una contribución directa”, mencionó la preocupada señora en conversación con nosotros, también mencionó a los dos concejales departamentales, a quien lo apodó ” Avión bocina”, está y no trabaja por su comunidad.

El comisario Dionisio Cristaldo, jefe de la citada sede policial, reconoció el problema que están atravesando, pero buscó no darle mayor relevancia al hecho, al decir que próximamente ya contarán con alguna patrullera de nuevo.

Al ver nuestra presencia en el lugar, la señora manifestó que el toro móvil policial, una camioneta Nissan, está parada hace muchos meses y que era utilizada por la policía investigativa.

Otra vecina, también pobladora antigua del lugar, manifestó que los policías que prestan servicio en la comisaría utilizan en algunas ocasiones sus vehículos particulares para realizar los procedimientos o para ir a verificar alguna denuncia.

Debemos decir que el mayor causantes de la inseguridad en la zona de J Eulogio Estigarribia es el aumento de la cantidad de jóvenes adictos a las drogas, que buscan objetos para robar en las casas o en las calles y en casi todos los barrios, que luego los venden para hacerse de dinero con qué comprar sus dosis de marihuana y de crac.

La policía no hace mucho desbarató una red de microtraficantes, en las fracciones de Marito, Espinola y González, donde detuvieron a 5 personas y varios tocos de estupefacientes.

Por Isaac Adorno, Frente a Frente

Comente con Facebook

Deja un comentario