El Carlos Portillo japonés

Paraguay no es el único país con políticos pintorescos, como Carlos Portillo, cuyo último video se volvió viral en redes sociales. En los últimos días también tomó notoriedad en Japón el video de un político, que a diferencia de Portillo, se disculpó.

Ryutaro Nonomura, político japonés, llorando en la conferencia.

Ryutaro Nonomura, político japonés, llorando en la conferencia. / Facebook, BBC World Service

Se trata de Ryutaro Nonomura, quien acaparó los portales digitales durante los últimos dos días, con un video que se ha reproducido ya miles de veces en diferentes redes sociales. El político japonés de 47 años está acusado de despilfarrar fondos públicos, por lo que ofreció una conferencia de prensa para dar su versión.

La conferencia entera duró unas tres horas, según publican diferentes medios internacionales. Sin embargo, bastaron unos minutos para que el mundo se entere del caso. En un momento dado, el legsilador rompió en llanto tratando de justificarse y de pedir disculpas a “todos aquellos que lo votaron”.

“Finalmente me convertí en un miembro de la asamblea… Con el único propósito de cambiar la sociedad de Japón. Por ello he apostado mi vida… ¿No entienden?”, fue una de las pocas frases que se entendió de lo que dijo Nonomura, quien no podía contener las lágrimas.

Según el portal The Japan Times, el político gastó tres millones de yenes (unos US$ 30.000) en diferentes viajes, supuestamente para cumplir sus funciones como legislador, sin embargo, no presentó ningún comprobante de estos gastos. De acuerdo a la prensa de ese país, el político hizo 195 viajes, de las cuales, 106 fueron al mismo complejo de aguas termales.

Más allá de la denuncia, el político fue objeto de todo tipo de burlas luego de que se haya difundido en las redes sociales el video de cuando rompió en llanto en la conferencia de prensa. El japonés puede ser fácilmente comparado con nuestro político local Carlos Portillo, quien de estar casi en silencio desde su banca en el Parlamento, hoy llena las redes sociales al igual que Nonomura, pero con su video contando “en inglés”, además de sus ya conocidos dudosos títulos universitarios.

En ambos casos, los motivos por los que llaman la atención estos políticos no son los mejores. Quizás Portillo y Nonomura están a kilómetros de distancia, pero ambos demuestran una cosa: ningún país se salva de tener peculiares “representantes”.