Quieren evitar más “vito” de dinero público

descarga
PARAGUARÍ. El Ministro de Agricultura, Jorge Gattini, manifestó durante una entrevista con ABC Color que la cartera a su cargo ahora busca cambiar el estilo tradicional de entregas de aportes a los productores.

Alegó que desea evitar que como en periodos anteriores “se siga tirando vito entre los productores con el dinero público”. Dicha declaración realizó en repuesta a la disconformidad de los productores nucleados en la Asociación Interdistrital Unida de Productores del Noveno Departamento de Paraguarí que vienen presionado y reclamando la falta de provisión de semillas de papa, para unas 150 hectáreas, que en su momento fuera prometida.

Gattini informó que hay un monto en favor del MAG por valor de G. 7.000 millones que desea que el Crédito Agrícola de Habilitación entregue como crédito blando con un interés de solamente 0,8 por ciento de mensual a ser abonado al término de la cosecha, pero que hasta el momento aún no se pudo romper una traba jurídica del Ministerio de Hacienda.

“Si en los próximos días no se destraba el impedimento jurídico, no tenemos otra alternativa más que entregarle directamente a la organización; en ese caso corremos el peligro que nuevamente acontezca como en oportunidades anteriores, pero nosotros no seremos benevolentes”, dijo Gattini.

Puso de ejemplo el caso del desvío de G. 67.000 millones que supuestamente realizó la Federación Nacional de Productores Frutihorticolas del Paraguay a cargo del empresario Silvio Riveros (actualmente procesado), que presuntamente no fue utilizado para el fin propuesto.

PRODUCCIÓN DE PAPA EN PELIGRO

Los productores en un primer momento querían plantar 300 hectáreas y últimamente bajaron sus pretensiones a 150 hectáreas, pero según Gattini el crédito sería solamente para 100 hectáreas.

Carlos Escobar, presidente de la Asociación Interdistrital Unida de Productores del Noveno Departamento, dijo que con la apertura crediticia referida tampoco podrán plantar la cantidad de referencia debido a que numerosos labriegos ya no pueden acceder a los créditos debido a las existencias de otras deudas con el CAH.

“La promesa inicial era proveernos de buenas semillas y otros apoyos, pero nos mintieron”, señaló Escobar.

Recordó que hace cinco años se recuperó la producción; en el 2012 se plantó unas 300 hectáreas, pues redituaba buena ganancia.

Agregó que el año pasado, ya por descontrol hacia el intermediario Silvio Riveros, solo pudieron plantar unas 20 hectáreas en los alrededores de La Colmena. “Este año pensábamos recuperar, pero por desidia del Estado nuevamente se perdería el rubro”, expresó Escobar.