Amnistia se opone a pena de muerte

Amnistia Internacional Paraguay

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, con independencia del carácter o las circunstancias del delito, de las características y la culpabilidad o inocencia del acusado y del método utilizado por el Estado para llevar a cabo la ejecución.

Un importante estudio realizado por el Consejo Nacional de Investigación de las Academias Nacionales de Estados Unidos, publicado en abril de 2012, concluía que no existía ninguna prueba concluyente de que la pena de muerte tenga un efecto disuasorio excepcional frente al delito violento.

Abogamos porque se obligue a responder de sus actos a los responsables de abusos contra los derechos humanos y delitos violentos. Toda persona que, tras un proceso judicial justo, sea declarada culpable de un delito violento, debe ser castigada con una pena que sea proporcional al delito cometido, pero sin recurrir a la pena de muerte o a otras penas crueles, inhumanas o degradantes.

La pena de muerte es la forma más extrema, cruel y degradante de castigo. Es irreversible y entraña el riesgo de ejecutar a inocentes
¡No es con ejecuciones como se hace justicia!