MAG invertirá más de 2.500 millones de guaraníes en familias de extrema pobreza

Un total de 599 pequeños productores del Departamento de Caaguazú, organizados en 30 comités de 11 distritos, han sido favorecidos con una inversión de 2.585.169.414 de guaraníes, provenientes de los recursos del Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible (PRODERS), ejecutado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en el marco del programa gubernamental denominado “Sembrando Oportunidades”.
El Ministro de Agricultura y Ganadería, Jorge Gattini, autoridades de la Gobernación y representantes distritales entregarán los certificados de depósitos en un acto que se realizará en la finca del productor Enrique León Villalba, ubicada en la Calle Primera Línea Caballero Álvarez, Microcuenca Aº Santory, Distrito de Repatriación.10304970_694919593912607_472304452071302850_n
emerger de la pobreza
Las familias de agricultores que están en condiciones de pobreza y pobreza extrema tienen una enorme capacidad de trabajo, de transformación y de manejo y gestión de sus sistemas productivos.
Apoyar al desarrollo de la agricultura familiar con políticas públicas es parte de la solución a los problemas de la pobreza rural.
Los recursos financieros canalizados a través del PRODERS tienen la finalidad de llevar a la práctica los planes de inversión de fincas y proyectos comunitarios que han sido diseñados por las mismas familias y comités a partir de sus necesidades y aspiraciones reales.
Para el diseño de los planes las familias han tenido la asistencia y acompañamiento permanente de técnicos de campo.
Con el aporte monetario, los agricultores implementarán prácticas y técnicas que incrementarán la productividad y diversificación de sus chacras, con rubros de renta y de consumo familiar.
Para ello podrán adquirir semillas mejoradas, herramientas de labranza mínima e implementos agrícolas.
Los distintos proyectos presentados por los labriegos también incluyen la inversión en conservación y protección de recursos naturales (agua y suelo), reforestación, recuperación de bosques y mejoras del entorno familiar, donde se preparan y elaboran los alimentos con pisos y fogón alto.
Para “Sembrando Oportunidades” fortalecer la Agricultura Familiar Campesina es una inversión social, tendiente a generar trabajo e ingresos y consumo. Además, contribuir a la seguridad alimentaria de las familias, las comunidades y el país.