Los peligros de hacerse un tatuaje

Fuente: KSL. com

25324852.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SALT LAKE CITY —No hay duda de que el tatuarse se ha convertido en algo cada vez más popular en los últimos años— pero sólo porque algo es popular no significa que sea sano. En pocos minutos podrías llevar con orgulloso un hermoso tatuaje y ganarte toda una vida de problemas de salud.

Ahora, antes de que nadie se moleste con esto o cunda el pánico, es importante saber que la mayoría de las personas con tatuajes no tienen ningún problema de salud. Sin embargo, debes estar informado de los riesgos antes de pasar por la aguja.

Para hacer un tatuaje, los artistas utilizan una máquina operada manualmente, similar a una máquina de coser, que contiene una o más agujas. Esas agujas se sumergen en tinta indeleble y luego perforan tu piel, haciendo que la imagen dibujada sea permanente. En esa penetración de la piel es donde hay problemas potenciales.

Según la Clínica Mayo, algunos de los riesgos de salud asociados con tatuarse son:

 

  • Infecciones de la piel.
  • Enfermedades de transmisión sanguínea. Si el equipo utilizado está contaminado, puedes contraer el tétanos, la hepatitis B y la hepatitis C.
  • Reacciones alérgicas. El tatuaje tiene colorantes —especialmente el rojo, verde, amarillo y tintes azules— éstos pueden causar reacciones alérgicas, ya sea inmediatamente después de hacerte el tatuaje o años más tarde.
  • Cicatrización, lo que provoca deformidad de la piel.
  • Complicaciones en resonancias magnéticas. En casos raros se ha sabido que el maquillaje permanente o tinta causan hinchazón o ardor durante los estudios de resonancia magnética.

Si se produce una reacción alérgica, será necesaria medicación constante para reducir los síntomas de la reacción. En última instancia, puede ser que el tatuaje necesite ser eliminado —un proceso que puede ser doloroso y costoso.

En el estado de Utah, los establecimientos de tatuajes pueden ser administrados por cualquier persona, y el reglamento oficial adoptado en Utah establece que “las paredes, pisos, mesas, mostradores, sillas, y otras superficies en el área del procedimiento se mantendrán limpios, desinfectados y en buen estado”.

Por desgracia, esa lista no incluye la palabra “esterilizado”. Patógenos transmitidos por la sangre sólo pueden ser eliminados con esterilización o con limpieza con una solución de tipo cloro o lejía.

Para que quede claro, no estoy diciendo que nadie debería hacerse un tatuaje. Lo que estoy diciendo es que todos necesitan estar informados y tomar responsabilidad de los posibles efectos secundarios de hacerlo.

Para evitar riesgos: Asegúrate de conocer al artista que te hace el tatuaje; asegúrate que el artista lleve guantes y utilice el equipo adecuado; si el equipo no es desechable, asegúrate de que haya sido esterilizado.

Una vez que tengas el tatuaje, tendrás que dejar pasar hasta dos semanas para que sane. Durante ese tiempo, es importante asegurarse de que cuides el tatuaje debidamente. Deberías:

 

  • Cambiar la gasa con frecuencia y aplicar crema antibiótica en la piel.
  • Mantener limpia la piel tatuada.
  • Utilizar crema humectante.
  • Evitar la exposición al sol.
  • Evitar nadar.
  • Elegir la ropa con cuidado (para que no irrite la piel).
  • Consulta a tu médico si presentas signos de infección o fiebre.

Traducido por Amiel Cocco

Amiel es el gerente y editor de www.TodoSobreAmor.com donde se dan consejos de amor a las parejas y familias. Amiel tiene una licenciatura en Marketing y Comunicaciones de la Universidad Brigham Young