Obras siguen inconclusas, mientras crece la demanda habitacional

Por Carlos Mariano Godoy

La mayoría de las obras emprendidas por la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) entre 2011 y 2013, para mitigar el déficit de viviendas en el departamento de Caaguazú, están inconclusas, abandonadas por las empresas adjudicadas o paralizadas por falta de desembolsos. El auge de la producción agrícola en la zona hizo que la demanda en la región experimentara considerable aumento.

Las 100 viviendas fueron construidas y terminadas por Senavitat en la ciudad de Caaguazú en el año 2013. Hasta ayer, solo 25 casas se veían habitadas.

Fuente Abc Color

Las 100 viviendas fueron construidas y terminadas por Senavitat en la ciudad de Caaguazú en el año 2013. Hasta ayer, solo 25 casas se veían habitadas. / ABC Color

Casas para beneficiarios inexistentes

La obra fue inaugurada por el entonces presidente de la República, Dr. Federico Franco, pero solo 25 de las 100 viviendas construidas están siendo ocupadas o adjudicadas legalmente. Las 75 restantes permanecen deshabitadas y semiabandonadas. El conjunto habitacional está ubicado camino a Repatriación, pero en el distrito de Caaguazú.

El encargado de la oficina subregional de Senavitat, en esa comunidad, Lic. Eder Rodas, admitió que los yuyos comienzan a ganar el predio ubicado en pleno casco urbano de la “capital de la madera”, pero que la institución no tiene presupuesto para limpiar la zona.

Sobre las casas deshabitadas solo atinó a comentar que existen más de 100 pedidos en etapa de evaluación y posterior adjudicación a los futuros beneficiarios.

Sin embargo, una fuente comentó que la mayoría de las familias que solicitaron para sus casas renunciaron masivamente, debido a que el costo de la llave alcanzaba los G. 2.250.000, y la cuota mensual de G 470.000. Para las familias carenciadas dichos montos resultarían imposibles de pagar.

También se habla de una supuesta especulación para que las familias con mayores recursos económicos puedan acceder a las viviendas.

Manifiesta la fuente que la maniobra consiste en dar la llave a personas que ofrecen “mayor paga” por ella.

El Lic. Rodas desmintió categóricamente todas estas versiones y que la demora –más de 2 años– obedece al control riguroso para la adjudicación, teniendo en cuenta que los candidatos a recibir las casas, muchos de ellos, están en Informconf o no tienen un trabajo fijo. Finalmente, informó que el precio actual por la llave es de G. 1.790.000, y la mensualidad, de G. 418.000.

Caaguazú (1) 100 viviendas G. 7.000 millones Adjudicación: Sociedad Técnica de Construcciones (Sotec SA). Obra: inaugurada en 2012.