En Senavitat, el salario de un mozo supera G. 5 millones

Un mozo que entró hace dos años a la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) gana igual que algunos directores de área y técnicos, G. 5.295.000; monto que incluye G. 1.096.384 por “remuneración extraordinaria administrativa” y G. 179.006 por “remuneración adicional”. El ministro Francisco Knapps defiende ese salario diciendo que el funcionario trabaja horas extra y también sábados.

El ministro Francisco Knapps defendió los jugosos salarios del mozo y el sindicalista.

El ministro Francisco Knapps defendió los jugosos salarios del mozo y el sindicalista. / ABC Color

La obligación de publicar la lista de funcionarios, salarios y cargos en las instituciones públicas sigue poniendo al descubierto el despilfarro del dinero del pueblo.

Un caso particularmente llamativo se da en Senavitat, institución a la que el señor Wilfrido Soto Morínigo ingresó en el 2012 e inmediatamente fue nombrado como funcionario permanente, sin haberse sometido a concurso. Pero, además de la inusual celeridad, también se destaca su alta remuneración, ya que no se trata de ningún técnico, profesional, jefe ni director.

Al respecto consultamos al ministro y nos respondió que Soto efectivamente fue nombrado en la administración anterior, por resolución 2135/12. Agregó que su salario base es de G. 4.020.000, “el cual no puede ser objeto de modificación posterior una vez asignado”. Sin embargo, Knapps obvió mencionar que según la Ley 1626 de la Función Pública, el funcionario nombrado puede ser apartado del cargo si no cumple los requisitos de la ley (como por ejemplo haber rendido el concurso de méritos) en el lapso de dos años, ya que recién luego de ese periodo adquiere estabilidad laboral.

Según Knapps, el mozo percibe “remuneración extraordinaria” porque en lugar de retirarse a las 15:00 trabaja hasta las 18:00. En tanto que la “remuneración adicional” se le paga “por las labores que cumple los días sábados, en razón de que los directivos de la institución trabajan ese día hasta las 12:00, en cumplimiento de las tareas o gestiones de su competencia”.

Asesores

Senavitat cuenta también con numerosos asesores, que en algunos casos tienen esa misma denominación y en otros cuentan con especificación, como “asesor técnico”, “administrativo”, “jurídico” y hasta “asesor de secretaría ejecutiva”. Sus remuneraciones llegan incluso a los G. 11 millones.

Un caso llamativo es el de Luis Enrique Olmedo Florentin, sindicalista, que gana
G. 9.961.500 sin asistir al ente, con cargo de “asesor de la Dirección General Técnica”. Según Knapps, este funcionario está de vacaciones desde el 14 de julio al 8 de agosto. Sin embargo, según fuentes internas de la institución, Olmedo no cumple tareas específicas. El ministro dijo que Senavitat tiene nueve asesores, pero según la lista de funcionarios, son 13 en el plantel permanente, un contratado y tres comisionados.