Dudoso control en Paraguay

Pese a que el Gobierno paraguayo garantizó que desde abril se prepara ante la amenaza del ébola, la realidad es otra. Entre junio y julio, ingresaron sin control médico unos 380 africanos para un posgrado de 15 días en universidades privadas.

Enfermeras llevan el cuerpo de una víctima del ébola en Monrovia, Liberia.

Enfermeras llevan el cuerpo de una víctima del ébola en Monrovia, Liberia. / ABC Rural

Solo esta mañana, el ministro de Salud, Antonio Barrios, garantizaba que desde hace cuatro meses se toman medidas para evitar el ingreso del ébola al Paraguay, mal que actualmente se concentra en África y mantiene en jaque a todo el mundo. La preocupación es tal que la semana pasada la Organización Mundial de la Salud declaró alerta internacional y pidió a los países acciones conjuntas para evitar la expansión del mal.

Barrios aseguró que están en permanente contacto con las autoridades aeroportuarias para identificar a aquellos pasajeros que arriben desde zonas consideradas de riesgo. Aseguró incluso que se toma en cuenta el mínimo signo sospechoso, aunque luego aclaró que en el país aún no hay infraestructura para confirmar casos por análisis de sangre.

Horas después, fuentes oficiales confirmaron a ABC Color las incoherencias del Ministerio de Salud, ya que en el último periodo ingresaron al país 380 ciudadanos africanos, varios de Angola, sin que se les haya sometido a un control mínimo. Además del riesgo sanitario y las dudas sobre el control garantizado por las autoridades del Gobierno, el ingreso de estos extranjeros desnuda otro problema de nunca acabar: la oferta de posgrados exprés por parte de algunas universidades privadas.

Los africanos llegaron al Paraguay para un curso de posgrado de apenas dos semanas, en universidades como Unisal, UNIDA y UMA, de acuerdo a las fuentes a las que accedimos. Otras instituciones que reciben a los grupos extranjeros son -aunque en menor medida- la Universidad Americana y la Autónoma de Asunción, siempre de acuerdo a la fuente.

La preocupación crece debido a que en teoría estos grupos vienen bajo responsabilidad de estas instituciones educativas, aunque los extranjeros deben tramitar los documentos para una residencia temporaria.

Existe una alerta mundial por el riesgo que representa el virus del ébola, que ha dejado más de 1.000 muertos en África occidental en apenas ocho meses. Varios países anunciaron estrictas medidas de control en los aeropuertos e incluso algunos grupos pidieronsuspender los vuelos a los países donde está presente el mal.

Pese a las visibles deficiencias en el sistema sanitario paraguayo, el ministro de Salud garantiza que “vamos a estar preparados”, en caso de que el virus llegue al país.