“Hundiremos a Japón con bombas atómicas”

Foto

Kim Jong-un tras el nuevo test (foto: ANSA)
14:34, 14 SEP•PEKIN•POR ANTONIO FATIGUSO

La nueva amenaza de Pyongyang agudiza la tensión en la zona

(ANSA) – PEKIN, 14 SET – Corea del Norte amenazó hoy con “hundir” a Japón con un ataque nuclear y reducir a Estados Unidos a “cenizas y tinieblas”.
La nueva amenaza promete agravar la escalada de tensión en el área después de la decisión de las Naciones Unidas de imponer más sanciones al régimen de Kim Jong-un.
La advertencia norcoreana fue lanzada por el Comité de Paz Corea-Asia Pacífico, que administra las relaciones con Seúl, a través de la agencia oficial de noticias Kcna. El gobierno japonés reaccionó en forma inmediata, advirtiendo que la amenaza de usar bombas nucleares es “extremadamente provocativa e indignante”.
La respuesta de Tokio llegó mediante una declaración del portavoz del gobierno, Yoshihide Suga.
Al responder a periodistas, Suga dijo que el anuncio de Pyongyang es “una nueva señal de desestabilización y servirá significativamente para aumentar las tensiones en toda la región”.
El lunes pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad una nueva resolución con medidas más severas contra Corea del Norte, tras el sexto test nuclear realizado el 3 de septiembre.
“Las cuatro islas del archipiélago (japonés, ndr.) deberían ser hundidas en el mar por una bomba nuclear de la Juche. Japón no merece existir más junto a nosotros”, se lee en el comunicado de hoy.
La nota oficial menciona a la “Juche”, plataforma ideológica del Norte, que mezcla principios de confucianismo, marxismo y autosuficiencia nacionalista, inspirada por el fundador de la República Popular, Kim Il-sung.
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, de visita en una base de armas nucleares en Dakota del Norte dijo hoy: “Estados Unidos es una potencia atómica madura que no se deja intimidar por las amenazas de una joven nación”. Entre los tonos ásperos que parecen el preanuncio del nuevo lanzamiento de un misil balístico, el presidente surcoreano Moon Jae-in excluyó hoy que armamentos nucleares puedan ser desplegados en su país.
Además advirtió que la hipótesis opuesta podría conducir “a una carrera de armas nucleares en el nordeste asiático”.
En una entrevista con la cadena CNN, Moon disipó las versiones generadas sobre supuestas presiones y requerimientos de parlamentarios y activistas de armas nucleares como medida de disuasión hacia Pyongyang.
Las puntualizaciones del mandatario fueron una corrección de interpretaciones sobre expresiones recientes del ministro de Defensa surcoreano, Song Young-moo sobre la hipótesis de revisión de los planes actuales de despliegue de armas nucleares tácticas en Corea del Sur, ausentes desde 1991.
Una encuesta reciente de Gallup Korea demostró que el 60% de los entrevistados surcoreanos estaba a favor de la producción propia de armas nucleares, contra apenas el 35% en contra.
“No comparto la idea de que Corea del Sur deba desarrollar su potencial nuclear o volver a emplazar armas nucleares tácticas contra la amenaza de Corea del Norte”, observó Moon, que subrayó el concepto de la necesidad de que el país “desarrolle sus capacidades militares ante los avances del Norte”.
Con tensiones y desencuentros, Seúl destacó de todos modos su voluntad de mantener abierto un canal para el diálogo.
El ministerio para la Unificación hizo saber que estudia un plan de ayudas por ocho millones de dólares a Corea del Norte a través de agencias de Naciones Unidas con fines humanitarios y sin connotaciones políticas.
En caso de que el plan sea aprobado, las asistencias serían reactivadas luego de la paralización decidida desde el año pasado debido a las pruebas misilísticas y nucleares del gobierno de Kim Jong-un.