Moda de eliminar harina de la dieta tiene efectos negativos en la salud

¿Se puede optar por una dieta sin gluten si no sos celiaco? La dieta libre de trigo, avena, cebada y centeno no solo se prescribe a los celiacos, también para otras enfermedades, como el síndrome del intestino irritable, síndrome de malabsorción intestinal, entre otros. Pero hay una moda vigente que hace que las personas que no padecen afecciones opten por liberarse de la harina. ¡Cuidado!.

La nutricionista y doctora en Biomedicina Eliana Meza dijo que existe un número creciente de consumidores que no tienen un diagnóstico de intolerancia a los alimentos, pero consideran que su salud general mejora con la omisión del gluten.

 “Una persona que no padece ninguna de las enfermedades o condiciones citadas anteriormente, no tiene por qué excluir el gluten de su dieta, principalmente porque esto va a acompañado de un déficit de ciertos nutrientes, es decir, se privan de algunas vitaminas y minerales”.
¿MODA? Por su parte, la nutricionista y máster en Nutrición Clínica, Carolina Tovar, señaló que aparte de los celiacos, está lo que se denomina sensibilidad al gluten que produce un malestar general. “Se calcula que la sensibilidad al gluten afecta seis veces más que la enfermedad celiaca, calculándose que alrededor de dos de cada diez paraguayos podrían estar presentando sensibilidad”.

En ese sentido, la profesional explicó que aún no existen marcadores para el diagnóstico, solo las mejorías de los síntomas luego de haber retirado el gluten de la dieta.

Tovar resaltó la importancia de reconocer los síntomas. “Debemos aprender a identificarlos y hacer lo que tenemos que hacer: retirar los alimentos y productos con gluten de la dieta. No para vivir con productos gluten free; no estoy de acuerdo con esto, sino con elegir alimentos reales que nutren, brindan salud y mejoran nuestra calidad de vida”.

LOS EFECTOS. Por otra parte, la nutricionista Meza sostiene que una persona sana que elimina el gluten de su dieta se enfrenta a ciertas carencias nutricionales.

“Comer sin gluten sin ser celiaco no solo no es más saludable, sino que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2”, explica.

La doctora Meza indicó que “las personas que optan por una dieta gluten free, lo hacen leyendo información errónea dada por figuras públicas o de la farándula, o leyendo alguna revista de moda, se privan de una cantidad considerable de alimentos y no suplen las carencias nutricionales”.

Las especialistas recomendaron acudir siempre a una consulta con un nutricionista si tiene pensado cambiar su estilo de vida o de alimentación.