Trump agita la amenaza atómica

Crece la tensión. (foto: Ansa)

“Mi primera orden fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Ahora es mucho más fuerte y más poderoso”, tuiteó el presidente

 La modernización del armamento nuclear estadounidense en boca de Donald Trump, para amilanar a Corea del Norte.

   (ANSA) – NUEVA YORK, 9 AGO – El presidente estadounidense Donald Trump advirtió hoy a Corea del Norte que espera no tener que usar el renovado y moderno “arsenal nuclear”, luego de conocerse que Pyongyang está en grado de producir una ojiva nuclear compacta.
Trump subrayó hoy a través de su cuenta de Twitter que su primera orden en la Casa Blanca “fue renovar y modernizar” el “arsenal nuclear”, el cual es “ahora mucho más fuerte y más poderosa que antes”.
“Mi primera orden como Presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Es ahora mucho más fuerte y más poderosa que antes”, tuiteó el mandatario.
“Esperemos que nunca tengamos que usar este poder, pero nunca habrá un momento en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”, subrayó Trump en otro mensaje.
Medios locales como el periódico The Washington Post y la cadena Fox News dieron a conocer un informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) según el cual Pyongyang tiene armas nucleares listas para ser colocadas en misiles.
El jefe de la Casa Blanca respondió el martes a las últimas amenazas del gobierno de Pyongyang con una fuerte declaración.
“Será mejor que Corea del Norte deje de amenazar a Estados Unidos”, recalcó a la prensa desde su retiro vacacional en Bedminster, Nueva Jersey.
Advirtió, además, que “se encontrará con una furia y un fuego jamás vistos en el mundo”.
Según el diario The New York Times, esas declaraciones tomaron por sorpresa a sus más estrechos colaboradores en la Casa Blanca.
Si bien la afirmación de Trump de que el arsenal estadounidense es más poderoso que nunca es verdad, ese proceso comenzó antes de que él asumiera el cargo. Fue el gobierno de Barack Obama el que impulsó la modernización del arsenal nuclear, comenzando con el tratado de 2010 con Rusia, que redujo el número de ojivas, pero actualizó el poder de fuego.
Al final del gobierno de Obama, la entonces secretaria de Defensa Ash Carter anunció que el Pentágono invertiría 108.000 millones de dólares en los próximos cinco años para sostener y mejorar la fuerza nuclear estadounidense.
Al mismo tiempo, luego de la amenaza de Corea del Norte, que está considerando lanzar un ataque contra la isla de Guam, el gobernador de ese territorio no incorporado de Estados Unidos Eddie Baza Calvo dijo que está en contacto con la Casa Blanca, la cual le aseguró que la región “será defendida”.
“Guam es territorio norteamericano, y un ataque o una amenaza contra nosotros es un ataque o una amenaza contra Estados Unidos”, agregó Baza Calvo, de 55 años.
“Estoy trabajando con el Departamento de Seguridad Interna para garantizar nuestra seguridad”, agregó.
En Guam viven alrededor de 160.000 personas, de las cuales 60.000 son militares estadounidenses.
Calvo les dijo a los residentes que “no habrá cambios en el nivel de amenaza de parte de Pyongyang”, y que “hay diversos niveles de defensa, todos estratégicamente distribuidos para proteger la isla y la nación”. (ANSA).