Resistencia perdió a su Mariscal

Esta madrugada un conductor evadió un control de tránsito en el microcentro y en su huida embistió al perro que se había transformado en un emblema de las movilizaciones y la cotidianidad resistenciana.

Hoy Resistencia perdió a uno de sus personajes contemporáneos más queridos y retratados, el perro Mariscal. Esta madrugada la negligencia de un conductor que evadió un control de tránsito, se dio a la fuga en contramano por la calle Vedia a alta velocidad y terminó con la vida del perro, como pudo haber terminado con la vida de cualquier persona que circulara por ese lugar. Un hecho trágico que incrementa a ritmo acelerado las estadísticas de incidentes viales en esta ciudad.

De acuerdo al informe de tránsito, el conductor de un Chevrolet Corsa color blanco patente PJJ 774 fue sorprendido en un operativo de alcoholemia y escapo a gran velocidad. “El joven venía circulando por Julio a Roca y de manera agresiva, ingreso contramano por calle Vedia, llevándose por delante a Mariscal”, detallan.

Según inspectores del área, la mascota vio que el vehículo avanzo de forma agresiva y comenzó a perseguirlo; “una mala maniobra del imprudente conductor provocó que terminara bajo las ruedas, aplastando su abdomen por completo. Mariscal camino unos metros, quedo tendido en la vereda de Vedia al 167 donde comenzó a convulsionar para luego en pocos minutos perder la vida”, informaron.

A través de las redes sociales la periodista Alejandra Saucedo informó que desde la Policía se confirmó que Mariscal fue sepultado este domingo por la mañana en la División Canes por efectivos de dicha fuerza de seguridad.

El perro del Pueblo

La calle era su hogar y muchos aseguraban que allí, así como lo veían, era feliz. Estaba presente en cada acto, movilización o convocatoria popular en torno a la plaza 25 de Mayo de Resistencia. Mestizo, afable, querido por todos, supo quedar envuelto también en algunas polémicas, como cuando en febrero de este año alguien –supuestamente agredido por el perro- le arrojó agua hirviendo y logró lastimarlo.

Muchos lo conocían como fiel amigo de los agentes de policía, quienes de hecho siempre lo cobijaban en el hall de Casa de Gobierno, donde solía buscar refugio. Allí tenía cuchas y alimento.

Popular en las redes sociales a partir de las fotografías que compartía el reportero gráfico Jorge Tello, Mariscal se ganó un lugar en el corazón de muchos. Muchos que hoy lloran una tragedia evitable, si no fuera porque cada fin de semana en Resistencia algún imprudente al volante.

Fuente: http://www.diarionorte.com/article/153266/resistencia-perdio-a-su-mariscal

N.de la R.: Si algo le caracteriza a dos conocidas ciudades del Nordeste argentinos es la gran cantidad de perros, no hay casa que por lo menos no tengan dos perros. La instituciones publicas las plazas las iglesias las oficinas policiales y hasta los hospitales tienen sus propios guardianes “perrunos”. Claro esta que los mismos reciben un tratamiento digno, no le hacen faltar comidas y lugar para para dormir.

Los mismos tienen un territorio perfectamente delimitados por ellos mismos, en donde viven en armonía con los demás.