Un automóvil que usa agua como combustible

PARAGUAYO INVENTÓ “AQUA FLEX” Y SUEÑA CON ESTUDIAR INGENIERÍA QUÍMICA. Ya recorrió otros países y ¡funciona!

En el 2012, Vaesken, quien vive en Capiatá, reemplazó la nafta por el agua en una moto e hizo un recorrido de alrededor de 450 kilómetros. Donó el proceso a la Universidad Nacional de Asunción, pero no avanzaron con el experimento.

El inventor no se rindió y siguió trabajando silenciosamente. Según afirma y lo demuestra con la inspección técnica del vehículo, no solo logró que su auto se mueva con “aqua flex”, sino que hizo que solo despida oxígeno en lugar de bióxido de carbono u otros gases tóxicos.

“Es una energía renovable y limpia que contribuye a disminuir la polución del aire, mejorando la salud pública”, expresó Vaesken.

LIBROS

El creador del aqua flex, con la ayuda de su esposa María José Céspedes, escribió un libro donde explica el proceso para conseguir que cualquier vehículo funcione solo con el vital líquido. El material está disponible en Amazon y cuesta 45 dólares (G. 245.000).

“En el libro cuento cómo se puede replicar lo que hice, con fotos y bien explicado para que todos puedan hacer. Está dirigido a la gente común”, dijo.

El principal objetivo de José es juntar dinero suficiente para estudiar Ingeniería Química. Además, sostuvo que le gustaría que una imprenta nacional dé vida a sus textos para que esté al alcance de todos.

Fuente: Diario Extra