Monseñor Alfert considera que hay indicios de dictadura en proyecto de enmienda

“Cuando se habla de reelección en un pueblo maduro es normal; pero cuando un presidente promueve para sí mismo ser reelecto, eso sucedió en todos los países que tuvieron dictaduras”, afirmó ayer al diario Última Hora el monseñor Lucio Alfert, Obispo del Vicariato Apostólico del Pilcomayo.

El Monseñor Alfert siempre ha mostrado posturas muy claras en favor de los procesos democráticos, y en esta ocasión, nuevamente se pronuncia con claridad, considerando enfáticamente que la reelección por vía de la enmienda “por el bien del país”, debe ser retirada para su pacificación.

“Hace unos años (Cartes) dijo que sería un robo al pueblo que le dedique tiempo a la reelección, entonces le digo que se recuerde de eso”, señaló Mons. Alfert.

A su juicio, la enmienda debe ser discutida “con tiempo y de manera amplia”, no a las apuradas ni a puertas cerradas con un reducido grupo de legisladores. “Si a mí me obstaculiza alguna ley para que pueda conseguir lo que mi grupo quiere lograr, cambio el reglamento, entonces ningún reglamento tiene validez. Esos son indicios de que toda dictadura en el mundo ha hecho: Cambio la ley, porque algo me molesta, eso es lo fatal para un pueblo. No hay seguridad jurídica en el país, nadie sabe lo que va a regir para mañana”, remarcó monseñor Alfert.