Policías desobedecen al ministro

Mientras el ministro del Interior Tadeo Rojas indicaba que no volvería a haber represión, los policias alrededor del Congreso volvieron a atacar con balines de goma y gases lacrimógenos.

Mientras decía: “Garantizamos que la policía no va a volver a reprimir”, los uniformados volvían a iniciar la represión con balines de goma y gases lacrimógenos. El ministro del Interior, así como el comandante Críspulo Sotelo, dijeron que ordenaron el retiro de las fuerzas antimotines.

Rojas también responsabilizó a los manifestantes de “buscar” la represión. Fue en una conferencia de prensa desde la Comandancia de la Policía.

Los manifestantes “arrancaban parte de la vereda; tenemos policías accidentados, tenemos patrulleras totalmente dañadas que pueden ver en frente”, dijo Rojas. Responsabilizó a los manifestantes e incluso a los parlamentarios de haber “incitado” a los policías, que según él respondieron disparándoles a quemarropa con balines de goma.

“Personal de seguridad de algunos parlamentarios fueron los que iniciaron la provocación. Ha habido parlamentarios que fueron a provocar. Después de la represión se acercaron con mensajes pacíficos, pero al principio fueron ellos quienes iniciaron”, dijo el ministro.

En todo momento, defendió a los responsables del operativo policial evitando dar nombres de los encargados del operativo. “No hubo ninguna orden, están los materiales audiovisuales… Los agentes tuvieron que reaccionar ante la provocación”, dijo.

“Estamos pidiendo a quienes están convocando la manifestación que vengan a manifestarse pacíficamente. (…) No necesitamos otro marzo paraguayo no necesitamos que vengan autores políticos a incidentar”, afirmó Rojas.