Golpe en Venezuela: Los Poderes del estado en feroz confrontación

Convoca movilización para este sábado en rechazo al dictamen

(ANSA) – CARACAS, 30 MAR – La crisis política en Venezuela se avivó luego de la sentencia “basura” -como la llama la oposición del Tribunal Supremo de Justicia, que despojó al Legislativo de sus funciones por mantenerse en “desacato” desde el año pasado.
Julio Borges, Jefe del Parlamento, dijo que desconocen al TSJ tras el “golpe de Estado” y anunció movilizaciones para este sábado 1 de abril en rechazo al fallo judicial.
La crisis se agrava y aviva la pugna de los tres poderes, el Ejecutivo y el Judicial, contra el Legislativo.
“Esto es simplemente basura de quienes han secuestrado la Constitución, los derechos y la libertad del pueblo venezolano”, enfatizó tras romper una copia de la sentencia durante una rueda de prensa en Caracas.

El dictamen judicial emitido la noche de este miércoles, advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, la Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta sala o por el órgano que ella disponga para velar por el Estado de Derecho.
El desacato que refiere el TSJ tiene que ver con el incumplimiento de una sentencia de la Sala Electoral que bloqueó la juramentación de tres diputados opositores del estado de Amazonas por supuestas irregularidades en las parlamentarias de diciembre del 2015.
“El Parlamento se rebela y desconoce la sentencia del Tribunal Supremo, porque toda decisión judicial en contra de la Constitución es nula”, enfatizó el jefe del Parlamento.
Asimismo, advirtió que el dictamen se hizo para que el Legislativo no controle ni los convenios internacionales, como las alianzas petroleras, ni los posibles financiamientos que tramite el Gobierno.
“Maduro está regalando la riqueza del pueblo, está otorgando concesiones extranjeras sin pasar por el control de la Asamblea Nacional. Todas esas alianzas son nulas y las desconocemos también”, destacó.
Insistió en que el fallo es “un golpe de estado con todas sus letras, es una dictadura” y pidió a la comunidad internacional apoyar la decisión del pueblo venezolano que exige elecciones, como la vía pacífica democrática y constitucional para superar la crisis. “Esta Asamblea Nacional ni se rinde ni se entrega y vamos a seguir luchando por el cambio democrático del país”, afirmó.
En este sentido formuló un llamado a la Fuerza Armada Nacional para que no permanezcan “callados frente a la ruptura” del orden constitucional.
A su vez Freddy Guevara, primer vicepresidente del Parlamento, afirmó que el dictamen marca un punto de no retorno de la dictadura que requiere iniciar un nuevo proceso de movilización y resistencia democrática.

“Ya no sólo se trata de anular todo lo que hace la Asamblea Nacional, sino de usurpar todas sus competencias, permitiendo que puedan aprobar nuevas ‘sentencias-leyes’ que le den más poder al dictador para seguir dañando al pueblo”, expresó El parlamentario dijo que ante la decisión del TSJ se deben invocar los artículos 333 y 350 de la Constitución que instan a “desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas”.

Por su parte, la exparlamentaria María Corina Machado no dudo en afirmar que con el fallo se concreta la “aniquilación” del Parlamento.
Machado pidió a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) la aplicación de la Carta Democrática Interamericana para restituir la democracia en esta nación suramericana. (ANSA).