J. E. Estigarribia: No existen mas lugares para los muertos

Ex “futuro” cementerio – Actualmente abandonado.

(Isaac Adorno Rodríguez, especial) Todo un reverendo dolor de cabeza se genera a la hora de buscar un lugar en donde depositar el cuerpo de algún ser querido al momento del fallecimiento, ya que los cementerios municipales, los cuales son un poco más baratos, ya no tienen espacio, especialmente para los que no son del municipio que están acorde.

Este es el caso del distrito de J Eulogio Estigarribia, en donde las autoridades locales siguen en búsqueda del futuro Campo Santo.

“Es muy difícil creer para nosotros las autoridades del momento cuando la gente te pregunta si ya hemos conseguido el terreno para el nuevo local”, comentó a Frente a Frente, el Concejal Rubén Benítez , una de las personas que están con la Planificación de conseguir un sitio para el futuro cementerio.

En dicho municipio se había construido un local que finalmente no fue aprobado por su situación y el tremendo declive el suelo.

Según la manifestación del encargado y la gente misma, en el cementerio de Campo 9 ya no hay lugar para un alfiler, por lo que si seguirán depositando cuerpo los que tienen lugares asegurados, ahora ya quedan pocos espacios, por lo que la Municipalidad, bajo el gobierno de Derlis Espinola se ve en la necesidad de construir otro igual o de mayor capacidad en un sitio no tan lejano del Centro Urbano.

VAN A PASTOREO

Un equipo de Frente a Frente se traslado a Juan Manuel Frutos con el objetivo de averiguar la marcha del campo santo. Allí dialogamos con el encargado del cementerio, un lugar limpio y aseado, sobre la consulta si ya reciben a gente de Campo 9, salió a responder que la semana pasada fueron dos los acogidos en el lugar.

Así quedo demostrado de lo que se venían hablando o de lo que este medio ya en su momento habia adelantado.

35 mil guaraníes

Es el canon que se debe pagar en la Municipalidad de Juan Manuel Frutos, por el espacio del cementerio, que no es mucho. Y si aún desean mas economia, el precio del trabajo del profesional “sepulturero” no supera los 180 mil guaraníes por servicio a la gente, entierro incluido.