Un sindicalista y su esposa ganan G. 317 millones al año  

Un sindicalista y su esposa ganan G. 317 millones al año

Privilegiado. Hugo Caballero, titular del Sindicato de Funcionarios del Senado, repudia el recorte de los beneficios.

 El presidente del Sindicato de Funcionarios de la Cámara de Senadores, Hugo Caballero Medina, y su esposa, Mabel Bazán, jefa de Capacitación, perciben anualmente nada menos que G. 317.922.800.

La cifra incluye el salario, gasto de representación, la responsabilidad en el cargo y la antigüedad, además de las cuatro gratificaciones y el aguinaldo que reciben en forma anual, desde hace cuatro años según estimaciones.

Caballero, afiliado al Partido Colorado, además de ser director de Bienestar Personal de Recursos Humanos, es presidente del sindicato de funcionarios de la institución.

El sindicalista percibe en concepto de aguinaldo y cuatro gratificaciones G. 38.115.000, mientras que su remuneración mensual es de G. 13.452.000, que incluye el sueldo, gasto de representación, la responsabilidad en el cargo y la antigüedad.

Ingresó a la institución legislativa dos meses después de que ingresara su esposa, Mabel, quien actualmente es jefa de Capacitación de la Dirección de Gestión al Conocimiento, Métodos y Sistemas.

La mujer gana al año en concepto de aguinaldo sumado a las cuatro gratificaciones G. 27.407.000. Su remuneración mensual es de G. 7.581.400, que incluye el sueldo, la responsabilidad en el cargo y la antigüedad.

El matrimonio no percibe bonificación en concepto de grado académico, beneficio que se otorga a los funcionarios que tienen título universitario.

Los funcionarios de la Cámara Alta están en pie de guerra ante el anuncio del presidente del Senado, Blas Llano, de cortar con las dos, de las cuatro gratificaciones, que deben abonarse este año, en setiembre y diciembre, a todos los funcionarios permanentes.

Los funcionarios temen perder los privilegios que consiguieron con el correr de los años en el Presupuesto General de la Nación donde fueron beneficiados operadores políticos, familiares y amigos.