Directores sin funciones cobran hasta G. 16 millones en Congreso

Funcionarios permanentes con rango de director, pero que no ocupan ninguna dirección abundan en las cámaras del Congreso. Pese a no desempeñar funciones como directores, perciben salarios que superan los G. 7.000.000, más jugosos beneficios bajo la denominación de gastos de representación, responsabilidad en el cargo, grado académico o antigüedad en el trabajo, con los que el ingreso mensual de cada uno oscila entre 11 y 16 millones de guaraníes.

 El dictador Alfredo Stroessner (+) había creado durante su gobierno (1954-1989) el Ministerio sin Cartera, cargo que durante años ocupó el dirigente colorado Juan Ramón Chávez. Era conocido como ministro sin Cartera. El elegido para “ejercer el cargo” no tenía oficina, responsabilidades ni personal.

En las cámaras del Congreso se popularizaron los “directores sin cartera”. Son personas nombradas en cargos de directores, pero que no ocupan ninguna dirección. Es al solo efecto de percibir alto salario, con las correspondientes bonificaciones. Cobran hasta por responsabilidad en el cargo, monto que oscila entre los G. 3.000.000 y G. 4.000.000 mensuales.

En el Senado, según información oficial levantada a la página web en cumplimiento de la Ley 5189/14, un total de 92 funcionarios figura bajo la denominación de director. Sin embargo, según el organigrama, solo existen 30 direcciones.

Una de las personas que aparecen en cargo de director es el sindicalista Hugo Caballero, quien sin poseer título universitario tiene un ingreso mensual de G. 13.452.000, incluyendo gasto de representación, responsabilidad y antigüedad.

En la Cámara de Diputados figuran 101 funcionarios bajo el cargo de director y solo existen 30 direcciones. Las personas beneficiadas con esta categoría, al igual que el Senado, perciben todos los beneficios. No hay una distinción entre la gente que realmente ocupa el cargo y los que solo figuran como directores en los papeles.

Los “directores sin cartera” que son más de 130 solo en Senado y Diputados, le cuestan al país al menos G. 1.801.311.000 mensuales, lo que representan unos 21.615.732.000 (US$ 5.000.000) al año.