Inteligencia contradictoria

[INFOGRAFÍA] Desde el inicio del secuestro de Arlan Fick hubo un cúmulo de contradicciones por parte del Gobierno y muchas de estas fueron pronunciadas por el ministro del Interior, Francisco de Vargas.

Todo se inició cuando el 2 de abril secuestraron a Arlan y, en medio del hecho, hubo una balacera en la que fueron abatidos dos miembros del EPP. Desde el Gobierno, el ministro Francisco de Vargas alabó la labor de las Fuerzas de Tareas Conjuntas, señalando que fue un gran logro, y sostuvo que Arlan fue llevado de rehén como escudo humano, dando a entender que se trató de un hecho fortuito.

La familia no tuvo acompañamiento ni asesoramiento, teniendo un miembro secuestrado, y solo después de que se pagó el rescate la Fiscalía solicitó el embargo de las cuentas bancarias de la familia Fick. Luego sobrevino el largo calvario de días en silencio, sin tener noticias de Arlan y con falsas promesas de incursiones de fuerzas policiales en los montes.

Francisco de Vargas, el 23 de abril, al asistir a una entrega de patrulleras en la ciudad de Coronel Oviedo, fue tajante al decir que no existe certeza de que Arlan esté con vida. Los famosos informes de inteligencia le daban pocas esperanzas de que el joven secuestrado siga vivo.

Pero el 15 de julio pasado, luego que el mismo presidente Horacio Cartes haya señalado que rescatar con vida a Arlan era la prioridad del Gobierno, el ministro cambió su versión y una vez más los informes de inteligencia aseguraban que el joven estaba con vida.

Lo extraño del caso es que la inteligencia de la que habla el ministro nunca puede permitir o encaminar a las Fuerzas de Tareas Conjuntas hacia el sector donde estaría en cautiverio Arlan. Hasta el momento, si se hace un recuento de los logros que tuvieron los uniformados en el Norte desde el secuestro de Arlan, son escasos e insuficientes.

Sin prueba de vida, con las comunicaciones cortadas entre los Fick y el EPP, las afirmaciones del cuestionado ministro de Vargas solo parecen un “salvavidas” que lanza el secretario de Estado para seguir contando con el respaldo del presidente Cartes y que no lo cambie.

Arlan Fick está en manos del EPP desde el 2 de abril y hoy cumple 110 días de cautiverio.