En J. E. Estigarribia temen que obra se vuelva “empedrado de la mentira”

Los pobladores de la zona de Torín, del distrito de J. Eulogio Estigarribia, denunciaron que el pavimentado de un tramo de 16 kilómetros quedó paralizado en junio de 2013 y temen que se convierta en el “empedrado de la mentira”. La obra fue adjudicada por el MOPC al Consorcio PS, del ingeniero Enrique Soler, por G. 16.000 millones.

J. E. ESTIGARRIBIA, Dpto. de Caaguazú

El tramo caminero en cuestión une varias comunidades agroganaderas con la Ruta VII “Doctor Gaspar Rodríguez de Francia”, a la altura del kilómetro 235, cruzando sobre el río Monday. Está en el límite con el departamento de Caazapá, en la compañía Golondrina, más conocida como Torín.

Los integrantes de la comisión vecinal “Ruta’i pa’i ha”, presidida por Ramón Cardozo, denunciaron que el Consorcio PS, del ingeniero Enrique Soler, ganó la licitación pública nacional Nº 82/2011, en este caso por un monto de G. 16.000 millones, para el empedrado de los 16 kilómetros del tramo y la construcción de dos puentes de cemento.

Los pobladores pagaron unos G. 120 millones por el proyecto del pavimentado pétreo, incluyendo la colaboración de algunas empresas agroganaderas de la zona. Toda la comunidad se unió para lograr el objetivo de acelerar el inicio de la obra que es sumamente necesaria en la comunidad Golondrina, donde existe una megaproducción agroganadera. según las fuentes.

Los trabajos comenzaron en 2012. La construcción fue muy lenta y apenas fueron construidos tres kilómetros, que no concuerdan con las especificaciones del proyecto, denunciaron.

En junio de 2013 pararon los trabajos y el Consorcio PS retiró sus equipos viales sin dar explicaciones a la comisión vecinal.

El presidente de la comisión vecinal, Ramón Cardozo, explicó que desde el año pasado intentan hablar con el actual viceministro del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Walter Causarano, y con el propio ministro, Ramón Jiménez Gaona, pero no consiguieron audiencia.

La intención principal de los afectados es saber si la obra continuará o definitivamente se convertirá en un “empedrado de la mentira”.

Los integrantes de la comisión indicaron que por la comunidad pasan al año unos 100 millones de kilos de granos. En la zona están instaladas empresas agroganaderas, como el caso de “Sociedad Agrícola Golondrina SA”, cooperativas y otras grandes firmas.

Además, hay abundante producción de mandioca, caña dulce y cuenca lechera.

Luis González, representante de la agroganadera Golondrina, señaló que el camino de todo tiempo es muy necesario para la zona. Explicó que en días de lluvias se generan enormes pérdidas económicas porque ese tramo se vuelve intransitable.

Aclaró que el camino vecinal está siendo utilizado por habitantes de comunidades del Alto Paraná y Caazapá para tener acceso rápido a la Ruta VII.

El proyecto incluye la construcción de un puente de cemento sobre el río Monday, donde todavía funciona una precaria pasarela de madera. En muchas ocasiones la estructura ha cedido ante el paso de camiones transportadores de granos, mencionaron los pobladores.

La ingeniera Waleska Woroniecki, del Consorcio PS, explicó que la obra se tuvo que parar porque el proyecto original presentaba errores. Indicó que los puentes no estaban contemplados en el plan y el MOPC está estudiando la modificación. La continuidad de los trabajos ahora depende de la decisión de los responsables de la cartera de Estado, señaló.