Incendio consumió 12 vehículos en firma de transporte “Flecha de Oro”

Nueve ómnibus de la empresa de transporte “Flecha de Oro”, que cubre el itinerario Asunción-Encarnación, más otros tres vehículos de menor porte, fueron destruidos por un voraz incendio que se desencadenó ayer de madrugada en una parada ubicada en el barrio Nazareth de la capital. Pese a la magnitud del siniestro, no hubo heridos.

Poco después de las 02:30, los ladridos de un perro alertaron al sereno de la terminal Sinforiano Gamarra Samaniego (62), quien al verificar el sector donde estaban estacionados los buses se percató de que uno de ellos se quemaba. En medio de la desesperación el guardia intentó en vano sofocar las llamas con chorros de agua a través de una manguera que tenía en el sitio.

Al ver que el líquido no hacía efecto, el sereno pidió ayuda a través del Sistema 911, y cuando los primeros patrulleros llegaron al sitio, las llamas ya se habían propagado a varios otros vehículos estacionados en el sitio. Instantes después llegaron varias unidades de bomberos voluntarios de la capital, a más de Lambaré y de la Policía.

Sin embargo, ya nada se pudo hacer, en cuestión de minutos el fuego se propagó por los nueve ómnibus, a más de una camioneta Mitsubishi Montero, con matrícula ACY 411 y dos automóviles BMW, pertenecientes al empresario Román Céspedes (67), según confirmaron fuentes de la Comisaría 7ª Metropolitana.

Tras casi dos horas de intenso trabajo, finalmente los bomberos lograron controlar las llamas; sin embargo, la totalidad de los ómnibus ya estaban totalmente destruidos, a más de la estructura del tinglado, donde también funcionaba un pequeño taller, donde se efectuaba el mantenimiento de los rodados, señalaron los intervinientes.

Debido a que todos los elementos que había en el sitio son altamente inflamables, ayer se volvían a registrar pequeños focos de fuego. Por ello el Ministerio Público lacró el sitio.

Con respecto a las posibles causas, algunos oficiales coincidieron en que el siniestro pudo haberse originado en un corto circuito en las instalaciones eléctricas de uno de los ómnibus.

De acuerdo al reporte de la Policía, solo los ómnibus estaban asegurados, no así las instalaciones de la pequeña terminal, que también terminó devastada.

Recién para esta mañana se tiene previsto el ingreso de agentes de Criminalística en el lugar, para levantar evidencias y tratar de determinar las reales causas del incendio, que arrojó millonarias pérdidas materiales.