Ante la escasez de leña, agricultores de O’Leary promueven uso de biogás

ante-la-escasez-lena-agricultores-oleary-promueven-uso-biogas

Por Wilson Ferreira

JUAN E. O’LEARY

Con la escasez de leña en la región, el Comité de Agricultores San Isidro, del distrito de Juan E. O’Leary, Alto Paraná, inició un proyecto que dará uso doméstico al biogás. La experiencia se desarrolla en una finca, donde cuentan con la asistencia de la Asesoría de Energías Renovables de la Itaipú Binacional.

Experiencias positivas y exitosas con la implementación del biogás en la granja San Bernardo (Naranjal) y en el Frigorífico Bertín (San Antonio en Central), sirvieron de motivación a estos pequeños productores. Es así que en la propiedad Ferreira González se inició el desarrollo del sistema integral de generación de biogás, por medio de un biodigestor. Esta primera instalación, para una finca, servirá como modelo, además para la capacitación a los vecinos para el uso de esta tecnología.

La asistencia técnica, capacitación, además de la financiación del proyecto, es absorbida por Itaipú. La intensión es extender la experiencia en otras propiedades, “una vez que la gente esté motivada y estemos seguros que ellos le darán un uso efectivo. Luego, seguramente ya se involucrarán otras áreas”, explicó el ingeniero Alberto Garcete, asesor de Energías Renovables de Itaipú.

MÍNIMA INVERSIÓN. Con relación al beneficio, la inversión es mínima. En el caso O’Leary la instalación del biodigestor en la finca tiene un costo de 22 millones de guaraníes. Empero, Garcete aclaró que tiene ese costo por tratarse de un proyecto que sirve de referencia y contó con detalles como cercado, terminaciones, entre otros aspectos. “Pero un biodigestor particular, ya se puede realizar con un presupuesto menor, que rondaría los 5 o 6 millones de guaraníes”, sostuvo.

Además de darle un destino final a los desechos, después de pasar el biodigestor, el residuo final se puede utilizar como abono. Recordó que uno de los problemas de los pobladores de esta zona es el acceso al gas. Además de ser costosa, les resulta complicado ir a comprar con las garrafas, debido a que tienen que hacer frente a un trayecto de 16 kilómetros de camino de tierra para encontrar un puesto de venta. La experiencia es mucho más complicada en días de intensas lluvias por el estado de los caminos.

El biodigestor es una tecnología antigua, pero que ahora recién, con el apoyo de Itaipú, se instala efectivamente en granjas, ya no en forma experimental, sino para volver más rentables y autosustentables a las propiedades, coopera con el medioambiente.

AGUA Y ESTIÉRCOL. En el proyecto impulsado en O’Leary se utiliza un biodigestor con un volumen de 10 metros cúbicos, de los cuales un 75 por ciento se carga con la mezcla de 1 balde de estiércol fresco de vaca y 4 baldes de 20 litros de agua. “Esto se cargó hace 15 días. El tiempo de retención para formar el gas generalmente es de 30 días. Si el tiempo nos permite, porque cuando hace frío el proceso es más lento, en 20 días ya tendríamos gas disponible para utilizar”, refirió.

Indicó que un biodigestor se justifica plenamente porque produce gas limpio y se evita la contaminación.