El Gobierno ejecuta solo 21% de los recursos en obras

Revertir el bajo nivel de ejecución en obras públicas, continúa siendo uno de los principales desafíos del Gobierno nacional. La ínfima canalización de recursos para el mencionado rubro, se refleja en que al cierre del semestre sólo se pudo cumplir con el 21,6% de los G. 4,357 billones (US$ 1.016 millones) programados para el presente ejercicio fiscal.

Desde el sector de la construcción esperan que las obras públicas se reactiven en el corto plazo.
Los desembolsos alcanzaron apenas G. 939.000 millones (US$ 219 millones), según se observa en el informe sobre la Situación Financiera (Situfin) de la Administración Central.

En el comparativo con el 2013, el nivel de ejecución en porcentaje es inferior, pero en montos superior. El año pasado, la programación para inversiones fue de G. 1,448 billones (US$ 338 millones) más y totalizó G. 5,805 billones (US$ 1.353 millones). De esto se canalizaron G. 1,123 billones (US$ 262 millones) a junio, ejecutándose solo el 19,3%. Sin embargo, se gastaron unos 107 mil millones más que este año.

Representantes del sector de la construcción coincidieron en señalar que la baja ejecución tuvo su origen en la política de revisión de todas las obras encaradas por el Gobierno actual, sumado a los problemas presupuestarios a inicio de año y el fenómeno de las inundaciones.

“Este primer semestre se ha caracterizado por la paralización general de las obras públicas. Cuando se empieza a llamar a nuevas licitaciones, salta el problema de las lluvias lo que imposibilita el trabajo de las constructoras. Sólo esperamos que la situación se revierta en la brevedad”, expresó el miembro de la Asociación de Profesionales de la Construcción (Aprocons), Paulo Yugovich.

Por su parte, el presidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco) Manuel López Cano, expresó su preocupación por la paralización de las obras.

“Venimos reclamando insistentemente desde comienzo de año. Desde el 2013 no tenemos licitaciones en muchas instituciones. Ojalá se revierta esta difícil situación”, sostuvo.

SUPERÁVIT

En el informe de Situfin también se consigna que las cuentas públicas cerraron el primer semestre con un superávit de G. 300.000 millones (US$ 70 millones). El saldo positivo fue debido a que los ingresos totales ascendieron a G. 11,606 billones (US$ 2.705 millones) frente a los gastos que demandó el Estado de G. 11,305 billones (US$ 2.635 millones).

En mayo, las finanzas registraron un importante saldo positivo de G. 702.000 millones, alrededor de US$ 156 millones al cambio actual, cuando en el mismo periodo pero del año 2013, las finanzas presentaron un déficit de G. 373 .000 millones, es decir, unos US$ 83 millones.