Causa de una joven que murió por presunta negligencia no tiene juez

Causa de una joven que murió por presunta negligencia no tiene juez

Liz Romina Zárate falleció por presunta negligencia médica en el sanatorio privado UME. Tras siete años del hecho, la causa aún no fue resuelta por inhibiciones de jueces, recusaciones de varios fiscales y las chicanerías de los abogados de la defensa.
En el caso se encuentran procesados por homicidio culposo el doctor Alder Mendoza, propietario de la clínica privada UME, y Cinthia Alonso, quien se desempeñaba como enfermera en la clínica cuando Romina fue ingresada por padecer de un cuadro de dengue clásico.

La abogada de la querella, Mónica Duarte, mencionó que el médico Mendoza busca dilatar el proceso recusando a todos jueces.

“Hace 7 años que se busca justicia para Liz y hasta ahora no puede culminar la causa, porque Mendoza tiene influencias políticas, además de no tener ética, porque el propio fiscal que le imputó es el que comparte un asado con él”, manifestó la abogada.

En tanto, la madre Gladys Licitra de Zárate mencionó: “El doctor le abandonó a mi hija en el sanatorio, ya que tenía otras ocupaciones, por lo que en ese ínterin le dio un paro respiratorio y falleció”, comentó muy angustiada la mujer. Asimismo, alegó la madre que el doctor Mendoza, a pesar de estar procesado, sigue ejerciendo su función de médico.

Por otra parte, la abogada indicó que el doctor Mendoza es funcionario del Hospital de Tercerización de Terapia Intensiva, del Ministerio de Salud, como así también es médico forense del Ministerio Público de Coronel Oviedo, siendo sus compañeros el fiscal de la causa, Delio González, que fue recusado por la querella.

El 15 de marzo del año 2007, ingresó Liz Romina en la clínica privada, por un cuadro de dengue clásico; sin embargo, falleció porque no le proveyeron los cuidados obligatorios, según manifestaron los padres Gladys Licitra de Zárate y Faustino Zárate.

La causa fue elevada a juicio oral y público en el 2012 por el juez de Garantías de Caaguazú, Antonio Duarte. Sin embargo, aún no se pudo realizar por dilaciones de la defensa.

En tanto, el doctor Alder Mendoza manifestó que “la madre de la Liz está loca” y que esta causa va resolver la Justicia como corresponde.