INC adjudicó a una empresa que antes había descalificado

En una auditoría de gestión a la Industria Nacional del Cemento (INC), la Contraloría General de la República observó varias irregularidades, como la adjudicación, vía excepción, para la adquisición de “50.000 toneladas de yeso natural nacional y/o importado”, en el ejercicio 2010.

Ing. Optaciano Gómez V.

Ing. Optaciano Gómez V. / ABC Color

El informe del órgano de control señala que durante la auditoría se produjeron cambios de titulares de la cementera en tres ocasiones: Optaciano Gómez Verlangieri, Édgar Acosta Alcaraz y Carlos Krüssel Llano.

Entre las irregularidades menciona que en 2010 el titular de la INC, Optaciano Gómez, dispuso la contratación de la firma Imer SRL, para provisión de 15.000 toneladas de yeso natural importado y la contratación de la firma Naomi Import Export, para provisión de 10.000 toneladas de yeso natural importado. El 20 de diciembre de 2010 INC comunicó a Naomi Import Export que fue adjudicada para la provisión de 10.000 toneladas de yeso, por importe de US$ 780.000. Sin embargo, se constató que la citada empresa había solicitado el 50 por ciento correspondiente al anticipo financiero el 16 de diciembre de 2010, y la factura correspondiente al anticipo financiero de US$ 210.000, fue emitida el 17 de diciembre de 2010; días antes de la comunicación de la adjudicación de INC a la empresa.

Como se puede apreciar, agrega Contraloría, existe una incongruencia en la decisión de adjudicar a la firma Naomi Import Export, la provisión de 10.000 toneladas de yeso natural, ya que primeramente en la licitación pública internacional de mayo de 2010: “Adquisición de 50.000 toneladas de Yeso Natural Nacional y/o Importado”, INC argumentó fehacientemente los motivos para no adjudicar a la firma (Naomi Export Import). Sin embargo, en la contratación directa por la vía de la excepción, fue adjudicada para la provisión del producto a pesar de persistir los impedimentos argumentados en la primera adjudicación.

Señala también que la INC cometió irregularidades en la contratación directa por la vía de la excepción. En principio no ha cumplido con la obligación de publicar la convocatoria en el portal de Contrataciones Públicas, a fin de permitir una mayor participación sin restringir las oportunidades a potenciales oferentes que aseguren las mejores condiciones para el Estado. Además, ha comunicado recién el 2 de marzo del 2011 a Contrataciones Públicas el resultado del procedimiento, siendo que la resolución data del 16 de diciembre de 2010.