Caña dulce, en riesgo de descomposición

cana-dulce-en-riesgo-de-descomposicion_146_162_1108480
CORONEL OVIEDO (Carlos Mariano Godoy, redacción regional ABC COLOR). Unas 8.000 hectáreas de caña dulce del departamento de Caaguazú corren el riesgo de perderse si la fábrica de alcohol de Carayaó no trabaja este año. Autoridades departamentales realizan contactos con el Gobierno Nacional con el afán de hacer funcionar esa industria perteneciente a la Cooperativa Coronel Oviedo Ltda., y así evitar pérdidas a los cañicultores en la presente zafra.

Los productores manifestaron su preocupación ante la incertidumbre, sobre todo porque ningún representante de la cooperativa les entregó información oficial. Solo se sabe que la planta se halla intervenida por el Instituto de Cooperativismo del Paraguay (Incoop).

La temporada de zafra debió comenzar en mayo pasado, pero hasta el momento ningún responsable de la industrial alcoholera brindó explicación alguna.

Los productores de Carayaó señalaron que existen unas 4.000 hectáreas de takuare’ê en esa comunidad en riesgo de descomposición, porque ya maduraron y siguen en la chacra, aguardando que la fábrica entre en funcionamiento.

Postura municipal

El intendente municipal de Carayaó, Gustavo Villar (ANR), manifestó su preocupación ante la posibilidad de que los cultivos de caña de azúcar se pierdan y la inversión de unos 8.000 productores quede en la nada, en el caso de que la alcoholera no trabaje este año.

Según dijo, los labriegos están desesperados porque la mayoría se endeudó para iniciar los trabajos en sus campos, y si no venden sus productos la situación económica sería catastrófica.

Comentó el jefe comunal que en el distrito de Repatriación también hay más de 4.000 hectáreas de caña dulce, cuyos productores tenían el propósito de traer a esta planta alcoholera sus cosechas, pero ante la incertidumbre desistieron de la idea.

El presidente de la Junta Departamental de Caaguazú, Ismael Morales (ANR), señaló que, ante esta situación, mantuvo una serie de reuniones con cooperativistas y cañicultores, incluso con representantes del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), para ver las posibilidades de que la alcoholera funcione este año.

Morales explicó que la Cooperativa Coronel Oviedo Ltda. maneja la posibilidad de vender esa fábrica, pero que eso tiene un proceso de legalización, entre otras gestiones administrativas.

Sostuvo que hubo además conversaciones con las autoridades del MIC para pedir al gobierno central que Petropar haga funcionar esa fábrica y evitar de esa manera los daños y perjuicios a los cañicultores.

Según Morales, las conversaciones están avanzadas. Solo se aguarda una reunión con el presidente de la República, Horacio Cartes, para llegar a una pronta solución y que la zafra 2014 sea un éxito para todos.