“Víctimas” por denunciar a planilleros

14435735158_0783df484e_c
Tres funcionarios del Ministerio de Salud con varios años de antigüedad serán trasladados por haber denunciado que comisionados del IPS con altos salarios y bonificaciones sólo asisten a sus puestos de trabajo para marcar su entrada y salida.

Las represalias no se hicieron esperar luego de que el diario ABC Color haya publicado el 14 de junio pasado sobre disputas entre el personal comisionado del Instituto de Previsión Social al Ministerio de Salud Pública y los funcionarios de la cartera porque, según la denuncia, estas personas, a pesar de percibir remuneraciones exorbitantes, no permanecen en sus puestos laborales por ser protegidos del propio ministro Antonio Barrios.

Testigos de estos hechos denunciaron a esta redacción –pidiendo el anonimato por temor a nuevas represalias- que a raíz de la denuncia, el titular de la Dirección Operativa de Contratación, Sergio Barrios, dispuso “la reubicación” de los denunciantes, ignorando los años de servicio de los afectados, que oscilan entre seis y 20 años.

“Son un grupo de gente que vino de IPS e hicieron una mega-estructura de la Dirección de Contrataciones”, denunció.

Aseguró que para ubicar a los comisionados de la previsional -50 a 60 personas- debieron destituir a los funcionarios del propio Ministerio, hecho encabezado por Barrios, y con el consentimiento del propio ministro, que supuestamente sería un pariente suyo.

Estos funcionarios ocupan los cargos sin haber concursado con salarios más beneficios como: bonificación por responsabilidad del cargo, equivalente al 120% del salario; remuneración extraordinaria hasta las 17:00; más una remuneración adicional a partir de las 17:00, más el pago por hora del 100% del jornal salarial por los días sábados, este último (sin asistencia física) lo que en algunos casos llega a sumas de casi G. 22.000.000.

(El monto de los salarios obrantes en el cuadro pudo ser corroborado en el buscador de funcionarios públicos de este diario, el resto de los datos fueron proveídos por la fuente).

“Lo que más indigna”, según la denuncia, es que estos funcionarios no cuentan con la capacitación dentro del área en el que se desenvuelven y prueba de ello es que hasta la fecha las compras por licitaciones públicas en su mayoría no han sido ejecutadas.

Indicó que el desabastecimiento de insumos que hoy día es una realidad tanto en el Hospital del Cáncer, como en el Hospital de Trinidad y en otros centros asistenciales, es a causa de la mala gestión de los comisionados del IPS.

“Esto se viene abajo, esto en cualquier momento va a reventar porque los Servicios ya no tienen nada y si hay, es lo que se había autogestionado antes de este primer semestre”, reveló.

“NO LLENAN LAS EXPECTATIVAS”

Por su parte, Sergio Barrios admitió que se procederá al traslado de los tres funcionarios, pero no por represalias, sino porque “no llenan las expectativas de la Dirección de Contrataciones”. Aseguró que los reemplazantes no serán comisionados del IPS sino “gente valiosa del Ministerio que merece ser promocionada”.

Respecto a la idoneidad de estas personas sostuvo que él no permitiría que las personas que trabajen en su plantel no tengan altos grados académicos por la importancia de dicha unidad del Ministerio de Salud.

En cuanto a los salarios y gastos de representación indicó que “todos los funcionarios de la Dirección en proporción a su salario cobran bonificaciones, que es así no más luego (sic)”.

Finalmente, negó categóricamente tener algún parentezco con el ministro Antonio Barrios, en referencia al supuesto tráfico de influencias en dicha dependencia de la cartera.