Desde 2010 hasta mayo importaciones desde China llegan a US$ 15.000 millones

Desde 2010 hasta mayo importaciones desde China llegan a US$ 15.000 millones

 

Enzo Miguel Cuevas

ecuevas@5dias.com.py

 

Pese a las constantes te­sis de iniciar relaciones comerciales con China continental para elevar el comercio con el gigante asiático, las cifras mues­tran que al mercado no le perturba la falta de las relaciones diplomáticas, pues el mismo sigue cre­ciendo año a año, y desde el 2010 hasta mayo del 2014 el comercio inter­nacional entre Paraguay y China rompió la barrera de los US$ 15 mil millones.
Lo recalcable sobre el punto, es que las impor­taciones provenientes de China representan el 99% de todo el comercio, con una balanza comercial positiva para el gigante asiático de US$ 14.700 mi­llones, el segundo país de origen con mayor cantidad de mercaderías, tan sólo por detrás de Brasil.
En 2010, las importacio­nes provenientes de Chi­na alcanzaron US$ 3.480 millones mientras que las exportaciones llegaron a los US$ 34 millones, ape­nas el 1% de todo lo que proviene de China a la economía nacional.
En ese año las exporta­ciones de soja y sus deri­vados fueron de US$ 2.800 millones, y efectivamente las mismas no tuvieron como destino ese país.
En 2011 las exportaciones disminuyeron casi el 10%, mientras que las importa­ciones siguieron crecien­do y lo hicieron en más de US$ 100 millones.
En ese periodo la eco­nomía tuvo un gran as­censo con la producción de soja, cuya exportación en estado natural y sus derivados alcanzó la cifra de US$ 4.121 millones. Las importaciones llegaron a la cifra de US$ 3.585 mi­llones.
En 2012, en coincidencia con la caída de los nú­meros del crecimiento económico, las importaciones provenientes de China disminuyeron en 11%, cerca de US$ 500 mi­llones y las exportaciones crecieron US$ 9 millones.
El factor referencial del comportamiento de la economía viene de la mano de la producción del agro, y el más represen­tativo de ellos fue el de la caída de las exportaciones de la soja y sus derivados, cerró con una merma del 42% que representa unos US$ 1.700 millones. Las importaciones de produc­tos de origen chino dismi­nuyeron quedando enton­ces en US$ 3.200 millones.
Para el 2013 volvió a re­cuperarse la economía, la producción del agro nue­vamente había repuntado y las exportaciones de la soja y sus derivados al­canzaron nuevamente los US$ 4000 millones, aun­que las que tuvieron como destino a China apenas alcanzaron los US$ 60 mi­llones. Las importaciones provenientes de China tuvieron un incremento del 8%, y cerraron en US$ 3.450 millones.
En los primeros 5 meses del año, las importaciones disminuyeron en 18,6%, al igual que las exporta­ciones que disminuyeron casi US$ 5 millones con respecto al mismo perio­do del 2013, mientras que las exportaciones de soja y sus derivados crecieron casi 15%, un aumento de US$ 300 millones.
La disminución de las importaciones de produc­tos chinos se debe nota­blemente al descenso del comercio de frontera, los consumidores brasileños han disminuido su de­manda y por ende las im­portaciones provenientes del país asiático.

 
RUBROS 
El mercado paraguayo ha demandado principal­mente productos electró­nicos y maquinarias, el costo de las maquinarias que se obtienen de China representa en muchos de los casos casi el 50% que otros proveedores.
Insumos químicos pro­ducidos dentro de una economía de escala donde se encuentra casi la mitad de la población mundial, también representa un notable ahorro en el cos­to de los mismos; resulta difícil para las industrias latinas y más aún de Pa­raguay competir en dichos costos.
Los 20 principales rubros representan el 73% de los productos importados en los últimos cuatro años.

 
IMPORTADORAS
Las principales impor­tadoras están instaladas en la zona fronteriza con Brasil, donde se encuentra justamente el principal mercado de estos produc­tos, las 13 primeras repre­sentan cerca del 25% del total, lo que demuestra la gran cantidad de importa­dores.
Según datos del Censo Económico, los márgenes operativos de la zona de Alto Paraná y Canindeyú -cuyas capitales son Ciu­dad del Este y Salto del Guairá- llegan al 16%, comparativamente bajo con otras regiones, aun­que el volumen del co­mercio es mucho mayor en estas zonas.
Las tres primeras se de­dican exclusivamente a la importación de productos electrónicos, la mayoría de ellas en gran medida a la importación de celulares.
Es evidente que el mer­cado se encarga de esta­blecer las relaciones de acuerdo a lo que demanda y ofrece, no espera a que la diplomacia busque abrir esos mercados, y Para­guay con la alta apertura de su mercado, un 88%, es el más apto para abrir un negocio de importación, sólo hace falta identificar el mercado, contactar al proveedor, y emprender la aventura de generar mi­llones de dólares en utili­dades.