Contraloría se presta a “blanqueo” del caso MAG con amañado informe

capture-20140709-130141

La Contraloría General de la República, a cargo de Rubén Velázquez (Unace), se presta al “blanqueo” en el caso de la “tragada” de G. 68.000 millones en el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) durante la administración del senador liberal Enzo Cardozo y su sucesor, Rody Godoy. El Ministerio Público habla ya de frustración a la persecución penal por el amañado informe final.

El 24 de junio pasado, la Contraloría remitió a la fiscala de Delitos Económicos Claudia Criscioni el informe final sobre la auditoría financiera y presupuestaria del ejercicio 2012 realizada al Ministerio de Agricultura.

Si bien, la parte conclusiva del dictamen refiere que la Federación Nacional de Productores Frutihortícolas del Paraguay (Fenaprofhp) realizó entregas de bienes, maquinarias y equipos a los comités, “no se identificó convenientemente el valor de los bienes o servicios entregados, lo que supuestamente “dificulta sobremanera” comprobar los montos de las transferencias del MAG, recibidos por la Fenaprofhp, se consignó.

De esta forma, la CGR concluyó: “En opinión de la Contraloría, excepto por las salvedades enumeradas expuestas más arriba, los estados financieros referidos presentan razonablemente, en todos sus aspectos importantes, la situación financiera del MAG del ejercicio fiscal 2012, de acuerdo con la Ley Nº 1535/99 y su decreto reglamentario, la Ley Nº 4581/11 y demás normas aplicables”.

Sin embargo, Criscioni, en un informe remitido al adjunto de su Unidad, Federico Espinoza, advierte que ante esta conclusión, se estaría en presencia de delitos como frustración de la persecución penal, lesión de confianza y estafa.

Esto es así porque la agente comparó lo recabado dentro de su investigación penal y lo consignado por los funcionarios de la Contraloría, Éver Espínola, auditor; Lic. Marcial Corbalán, auditor, y la Lic. Lucía Troche, jefa de equipo, que solo visitaron 1 de los 193 comités que debían ser beneficiados.

En esa ocasión, 26 integrantes del Comité Nueva Esperanza de la compañía Quinta Línea del Distrito de Repatriación de la ciudad de Caaguazú dijeron que recibieron los insumos.

Tal constitución de la CGR se hizo en junio del año pasado, con el “acompañamiento” del exvicepresidente de la Fenaprofhp Lidio Irala (coimputado), quien incluso firmó el acta labrada. El mismo “manejó” el acto y no dejó consignar cuánto dinero precisamente se entregó, según datos recabados por funcionarios fiscales.

Inclusive, luego se supo que el Comité negó la provisión por G. 614 millones y reconoció G. 260 millones.

Multimillonario perjuicio

El senador liberal y miembro del Consejo de la Magistratura Enzo Cardozo (extitular del Ministerio de Agricultura) está imputado junto a otras 40 personas por el despilfarro de nada menos que G. 68.264.779.224 más la suma de G. 700 millones, durante los años 2012 y 2013.

La fiscala Claudia Criscioni presentó dos ampliaciones de imputación. La última involucra al matrimonio integrado por Silvio Riveros, extitular de la Fenaprofhp y su esposa Elba Tomasa Centurión, que inclusive utilizaron dinero del MAG para comprar cinco fincas en Fernando de la Mora, por US$ 330.000. El Ministerio Público tiene plazo para presentar requerimiento hasta el 6 de setiembre.