Sancionan a militares


Dos efectivos militares fueron sancionados por la utilización irregular de un vehículo estatal como consecuencia de una investigación de ABC Color. La Justicia Militar abrió otro sumario paralelo para investigar una supuesta defraudación y malversación.

Dos efectivos del Regimiento de Caballería Número 4 “Acá Carayá” – Regimiento Escuela fueron identificados como los que utilizaron de manera irregular un vehículo de la unidad para supuestamente realizar entregas a una panadería en la zona del Barrio Jara.

El Sargento Primero, Milciades Salazar, y el Sargento Ayudante de Intendencia, Bernardo Ávalos, fueron los identificados como los que viajaban a bordo de una camioneta militar seguida por un equipo de investigación de ABC Color mientras ingresaba al interior de una panadería, pasaba por un local comercial y finalmente llegaba a la sede del RC4 en Loma Pyta.

Ambos fueron sumariados bajo los cargos de falta contra la disciplina militar y utilización de vehículos del estado para gestiones particulares. De acuerdo a información a la que tuvimos acceso, el sumario no encontró indicios suficientes sobre el supuesto desvío de provistas denunciado por lectores de ABC Color.

Salazar y Ávalos deberán permanecer arrestados por 30 días y los antecedentes del caso serán agregados a su foja.

Paralelamente, la Justicia Militar decidió instruir un sumario en carácter de averiguación por la supuesta comisión de “defraudación, malversación y falta contra la disciplina militar en el RC4”.

Si bien los encargados del sumario señalan que no encontraron indicios suficientes del supuesto desvío de víveres, el dueño de la panadería “visitada” por los efectivos, Federico Greco, había reconocido que en varias oportunidades los uniformados habían ido hasta el lugar con la intención de ofrecerle harina.

Llamativamente, la harina es un producto retirado solo por algunas unidades encargadas de su almacenamiento y la producción de panificados; producto final que es retirado por todos los destacamentos. En la Guía de Remisión del RC4, unidad a la que pertenecen los sancionados, no figura la harina como parte de las provistas a ser retiradas.

Además, para poder retirar las provistas los efectivos deberían contar con la autorización de algún superior.

El viernes pasado, luego de una serie de denuncias enviadas por lectores que solicitaron el anonimato, un equipo de investigación llegó a la zona del Barrio Jara y constató como una camioneta de la marca Land Rover con identificación militar ingresaba a una panadería y permanecía en el interior durante varios minutos.

De acuerdo a la denuncia, en una práctica que sería diaria, los militares descargarían en el lugar incluso víveres que deberían ser destinados a damnificados por las inundaciones.